10-04-2019 | 14:43
(I)

Relleno sanitario solo para seis meses más

A pesar de que fue inaugurado en 2016 ya está lleno. Desde la municipalidad desmienten una posible emergencia sanitaria en el relleno ubicado en Jahuapamba.

Otavalo. Para seis meses más de vida útil, según el director de gestión ambiental e higiene del Municipio, Iván Posso, tiene capacidad el cubeto de desechos comunes que se inauguró a finales de noviembre de 2016.

Ayer, desde un sector aledaño al relleno sanitario ubicado en la comunidad Jahuapamba, pudimos observar que el cubeto que fue construido para una capacidad de 48 000 metros cúbicos en un área de 3.200 metros cuadrados y una altura promedio de 15 metros de estaba completamente lleno.

Alerta. En rueda de prensa, el pasado 26 de marzo, el alcalde electo, Mario Conejo Maldonado, alertó sobre un posible estado de emergencia del relleno sanitario. Esta versión fue desmentida por el director de gestión ambiental. “Para declarar en emergencia sanitaria tendríamos que ver varios parámetros técnicos. Hemos calculado que, según la cantidad de toneladas de desechos que ingresan diariamente al relleno sanitario, tenemos capacidad para aproximadamente seis meses más”, aseguró Posso.

El funcionario dijo también que antes de ‘lanzar este tipo de versiones, la persona que lo dijo debió hacer una inspección.

Acciones. Según Posso, desde el viernes 5 de abril, con maquinaria del Gobierno Provincial de Imbabura se está trabajando en la construcción del nuevo cubeto, fase cuatro. El funcionario aseguró que se están destinando entre 140 y 160 mil dólares para estos trabajos. “Hemos hecho la petición por escrito y está en el departamento administrativo para realizar la construcción del nuevo cubeto”, dijo Posso.

En un sector del relleno sanitario se pueden observar dispuestos centenares de neumáticos de vehículos usados.
En un sector del relleno sanitario se pueden observar dispuestos centenares de neumáticos de vehículos usados.

En el sitio. Ingresar al relleno sanitario es imposible sin una autorización. Un equipo de EL NORTE se trasladó hasta la comunidad Jahuapamba en donde se encuentra ubicado el relleno sanitario. Tras varios minutos de camino, entre parcelas de maíz logró ingresar al sector norte del relleno sanitario y se observó que el cubeto estaba completamente lleno.

Posso afirmó que se ha realizado una extensión de las chimeneas de gases para que el cubeto pueda seguir funcionando unos seis meses más.

Concejo. Para la concejala Ercilia Castañeda, quien preside la comisión de ambiente del concejo municipal, el ‘colapso del relleno sanitario’ es producto de una falta de planificación y mal manejo. “Nosotros hicimos unas observaciones pertinentes en los primeros años de gestión, tomando en cuenta que el relleno sanitario que tenemos en el cantón estuvo en su fase de cierre técnico, y eso ameritaba de una planificación e inversión en el relleno sanitario, por un lado, y por otro, dar la continuidad en la clasificación de los desechos en la fuente”, señaló Castañeda.

Faltó planificación. Para la concejal, hasta el año 2014 hubo avances en la separación de desechos en el sector urbanos y en el sector rural, ‘hubo un retroceso’. Castañeda también mencionó que “el relleno sanitario está en una situación crítica, por no decir emergente y requiere una intervención urgente. Aquí se debió haber invertido con una planificación, mínimo para cinco años, sin embargo aquellas acciones no hubieron.

La concejala señaló también que en 2017, se realizó acercamientos con el gobierno de Japón, quienes tenían la predisposición de dotar de asistencia técnica y económica para el manejo del relleno sanitario pero no fue aceptada por la administración municipal. “Ese acercamiento se quedó paralizado y no se logró concretar el apoyo para Otavalo”.

En las comunidades Jahuapamba y Guanansi, varios habitantes se quejaron de malos olores y la presencia de moscas.