11-09-2019 | 10:00

Radio maratón otavaleña para ancianos recaudó la cuarta parte del año anterior

Otavalo. Cerca 570 dólares logró recaudar la Cruz Roja Junta cantonal de Otavalo en la radio maratón que hace tres años se viene realizando.

La acogida de esta campaña no llenó la expectativa de los responsables de la institución, ya que el año anterior se logró reunir alrededor de 2 000 dólares en las alcancías.

La jornada que se llevó a cabo la anterior semana, inició a las 10:00 y concluyó a las 16:00.

“Lastimosamente no hubo la acogida que esperábamos por parte de la ciudadanía”, dijo el administrador de esta entidad, Eduardo Molina.

Además, cree que la gente ya está cansada de este tipo de actividades, ya que los migrantes también suelen pedir ayuda económica.

La radio maratón ‘Virgen María Solidaria’, tuvo la finalidad de recaudar insumos y recursos económicos para mantener el asilo de anciano ‘Ana Mancheno de Pinto’, el lugar acoge a 40 adultos mayores, entre ellos 30, son indigentes.

Financiamiento. El asilo se financia a través de la autogestión que realizan durante todo el año los miembros de la Cruz Roja.

Esto cubre material de aseo, personal y necesidades de mantenimiento. Sin embargo, existe una asignación por parte del Ministerio de Inclusión Económica y Social, la cual cubre a los profesionales de cada una de las áreas. El asilo inició aproximadamente en 1991 con cuatro adultos mayores. Actualmente, según Molina, el espacio solo está destinado para 40 personas.

“No hemos pensado ampliar por el problema de recursos económicos”, dijo el administrador.

Sin fines de lucro. La Cruz Roja es una institución privada sin fines de lucro, “vivimos de lo que podemos ofrecer como servicios”.

En Otavalo, esta institución cuenta con Laboratorio Clínico y Rehabilitación Física. Molina aseguró que este cantón tiene una particularidad, “no nos hacemos atender mientras no nos sintamos realmente mal”.

El administrador mencionó también que lo poco que ingresa se distribuye a cada una de las áreas del asilo y al voluntariado de la institución.

Atención. Los adultos mayores viven en el asilo, es decir, las 24 horas al día los responsables de cada espacio cubren las áreas de aseo, lavandería y enfermería. Las personas tienen una alimentación diario de cinco comidas. Terapia física y ocupacional, rehabilitación física y psicología clínica, son los otros servicios para atender específicamente a las personas que han hecho de este asilo su hogar durante varios años.