12-01-2019 | 13:04

Irrespeto a la Ley de Tránsito no termina

Respetar las normas de conducir no es cuestión de leyes, sino de la formación de los conductores y peatones. Se pide mayor compromiso para evitar accidentes.

Otavalo. Conducir por las calles de la ciudad se requiere mucha paciencia.

No solo por la imprudencia de los conductores, sino por la impertinencia de los peatones y hasta en ciertos casos por los ciclistas.

El irrespeto a las señales de tránsito entorpece la normal circulación vehicular. Así lo reconoce Héctor Pa-redes, jefe del distrito Sur de Movidelnor.

Actualidad. De acuerdo a la estadística, un gran número de atropellos y accidentes de tránsito se debe a la imprudencia de los peatones.

Para mantener el orden en el cantón existe una ordenanza que regula y controla la ocupación de la vía pública. Esta contiene fuertes sanciones económicas para los infractores. Además existe la Ley de Tránsito que, a más de multas, contempla la reducción de puntos en la licencia.

A pesar de las duras leyes, todos los días se observa automotores estacionados en zonas prohibidas. Vehículos que giran en “U”, apurados conductores que rebasan en zonas peligrosas y ciclistas circulando en contravía.

Desde los conductores. “Por lo general siempre nos echan la culpa a los conductores. Pero muchas veces tanto ciclistas como peatones se cruzan y comenten las infracciones”, reconoce Miguel Vaca, taxista de la ciudad.

El testimonio del conductor se argumenta tras la presencia de una ciclista que baja en contravía por toda la calle Bolívar una de las zonas más congestionadas en la ciudad.

Desde Movidelnor se han realizado campañas para concienciar a los peatones y conductores al respeto de las señales de tránsito.