09-10-2019 | 09:30

En Otavalo, los gremios de transporte cumplen con el sexto día de paralización

Propietarios y choferes del transporte público de Otavalo, cumplieron con su sexto día de movilización cerrando las principales calles del cantón.

Otavalo. En el sexto día de movilización nacional los choferes del taxismo resisten ubicándose en las principales vías del cantón, en acción de protesta contra las medidas económicas.

Las unidades permanecen obstaculizando el paso en los dos redondeles del ingreso y salida de Otavalo. Es decir, la movilidad está paralizada, no hay buses urbanos ni transporte público.

Víctor Pérez, presidente de la Unión de Taxis de Otavalo, explicó que desde el jueves se han unido a la manifestación, apoyando a las comunidades indígenas. “No vamos a desistir hasta que se derogue el Decreto 883”.

Confirmó que las unidades no están prestando servicios en el cantón, “estamos con la ciudadanía, con la gente en el plantón”.

Las medidas económicas que anunció el presidente Lenín Moreno, el 1 de octubre, “nos afecta a todos”, así lo aseguró Pérez. La ciudadanía ha mencionado en ciertas ocasiones que si existe un alza de precio en el combustible, los alimentos y ciertos productos necesarios para el hogar, también aumentarían su costo, esto perjudicaría el bolsillo de los habitantes.

Pérez también manifestó que existen algunas alternativas que el Gobierno pudo anunciar para superar la crisis económica.

Anuncio. El 4 de octubre, luego de dos días de manifestación por parte de los transportistas, se anunció la suspensión del paro por parte de este gremio.

Sin embargo, Pérez ratificó que en Otavalo “no queremos que exista el alza de pasajes. La ciudadanía no está bien económicamente para poder pagar el incremento que dicen”.

La carrera mínima en un taxi podría incrementarse de USD 1,45 a 2,00, cuando normalmente en este cantón cuesta USD 1,25. “Es algo imposible para nuestro trabajo”, anunció.

El gremio de transportistas, al dar por finalizado el paro la semana anterior, dejó en manos del Gobierno las acciones a futuro, entre ellas un posible incremento a las tarifas de transporte intra e interprovincial, que se está analizando.

“Hemos cumplido por todas las organizaciones”, dijo el dirigente Abel Gómez, quien preció también que el taxismo sí está incluido en el acuerdo con el Gobierno. “El Gobierno debe responder inmediatamente sobre el tema”, dijo, aunque no quiso adelantar detalles. “Terminamos con la suspensión de actividades”.

Víctor Pérez en cambio, mencionó que este acuerdo se dio luego del arresto a Jorge Calderón, dirigente del taxismo a nivel nacional. Pese a ello, “el taxismo jamás estuvo en esa reunión ni tampoco ha estado levantando la movilización”, informó el dirigente de taxis de Otavalo.

Acuerdo. El transporte pesado del cantón también se unió los primeros días a la movilización, pero luego de recibir un acuerdo a nivel nacional, la mayoría decidió levantar la protesta.

Darwin Vargas, organizador de la unidad nacional de transporte pesado a nivel de Imbabura, aseguró que el 3 de octubre el dirigente Luis Felipe Vizcaíno mantuvo una reunión con el Gobierno y se llegó a un acuerdo, donde se resolvió que los aranceles para este transporte bajará, así como la importación de insumos como filtros y aceite diminuirá al 0%.

Además, entrarán a una línea de renovación del parque automotor, es decir, a través de la Agencia Nacional de Tránsito se va a suprimir las operadoras del transporte por cuenta propia.

Así mismo se va a regularizar el transporte pesado por la sobre demanda que existe en el país.

Vargas también mencionó que se regulará la facturación, “normalmente hacíamos facturaciones con el 0% de IVA, entonces vamos a cargar el IVA para tener compensación”, indicó.

Beneficio. Los usuarios y propietarios del transporte pesado también tendrán una línea de crédito menos el 5% en algunas entidades bancarias.

La importación, aranceles e IVA también serán suprimidos en la compra de vehículos pesados. “Son compensaciones que nos favorece, ya que nosotros pagamos un valor agregado en todo lo que es adquisición de vehículos, suministros, todo nos llega de otros países, es una medida para rescatar el transporte pesado”, agregó.