25-08-2019 | 08:00

Desechables biodegradables cautivan a comunidad de Pijal

Unen esfuerzos para reducir la contaminación con plásticos en el sector rural. En la comunidad Pijal se inició la promoción de productos.

Otavalo. El gran consumo de plásticos durante las fiestas en la comunidad Pijal, sector Rumiñahui, fue una de las principales preocupaciones que tuvo César Vega, ingeniero agrónomo y permacultor de la ciudad de Quito. Actualmente trabaja junto a miembros de la comunidad para reemplazar este tipo de utensilios contaminantes con productos amigables con la naturaleza.

Iniciativa. “En Quito he venido trabajando en la búsqueda de productos biodegradables para tener unas fiestas que también respeten a la naturaleza. Pude encontrar utensilios: tarrinas, vasos y cucharas, que son los que más se usan en las fiestas elaborados a base de bagazo de caña, maíz, penca, concha marina y otros de aguacate”, dijo Vega.

Comunidad. La idea llegó a oídos de Alfonso Imbaquingo, quien junto a su familia trabajan en el manejo de residuos y sustentabilidad en un emprendimiento turístico que existe en la zona y le pareció importante poder compartir esta iniciativa con los vecinos de la comunidad para tratar el ‘gran problema de contaminación que estamos atravesando por medio del uso de estos productos”, señaló.

Ventajas. Un plato plástico puede costar alrededor de dos centavos de dólares pero uno de material biodegradable cuesta aproximadamente 15 centavos de dólar. Aunque para muchos esta diferencia de precios los hace más inaccesibles, en la práctica el ambiente gana porque estos productos inician su proceso de degradación luego de 4 meses y los productos desechables plásticos demoran entre 100 a 500 años, en descomponerse. “Tomando en cuenta que esta es una comunidad agrícola, estos utensilios pueden ser utilizados en una compostera y convertidos en abono.”, explicó Vega.

Productos. Vega e Imbaquingo aprovecharon la temporada de vacaciones para socializar estos productos con los niños de la comunidad. Trabajaron en el manejo de residuos, permacultura, turismo comunitario y dieron capacitaciones sobre, los beneficios que pueden tener al usar estos utensilios.

Los productos hechos de bagazo de caña se producen en la costa ecuatoriana, y otros son importados.