25-09-2019 | 08:00

Cotacacheño asegura que el cannabis ayudó a mejorar su salud

El cannabis le ha ayudado a Jorge a eliminar los dolores, tener apetito, incluso dormir el tiempo recomendable, con lo que su calidad de vida ha mejorado.

Otavalo. A sus 81 años de edad, Jorge Gavilanes asegura que el aceite medicinal del cannabis le ha ayudado a mejorar su estado de salud, luego de que los médicos le informaran que solo tenía de 4 a 6 meses de vida, ya que desde 2001 padece de cáncer en la próstata.

Su nieto, Nelson Guerrero, de 28 años, convenció a la familia para que Jorge se someta al tratamiento con esta planta medicinal.

Sin embargo, ahora los dos recorren el país con la finalidad de educar a la ciudadanía sobre el uso del cannabis como medicina.

Además de esto, junto a un equipo de productores Nel-son prevé lanzar un documental el próximo año. Las grabaciones se realizarán en localidades como New York, Cuenca, Cotacachi, Quito y contendrá historias de pacientes con graves enfermedades que han conseguido mejorar su calidad de vida gracias a esta medicina.

Testimonio. “He sentido un cambio total de mi persona, son cuatro años que vengo consumiendo el a-ceite”. Jorge toma dos gotas después del desayuno, dos luego del almuerzo y tres después de merendar.

En su visita por Otavalo, comenta que a partir de esta medicina, ha cambiado su vida porque “me encontraba bastante triste, querían hacerme la quimioterapia de inmediato, caso contrario viviría unos 4 o 6 meses”.

Cuenta también que gracias a una hija que vive en Estados Unidos, se sometió a una operación, “yo dije que si he de morir muero, pero no me hacía la quimio porque a algunos compañeros les fue mal, otros quedan medios inválidos, aunque a algunos también les hace bien”.

Jorge es imbabureño y recuerda que vivió en Cotacachi hasta los 19 años. Hizo el servicio militar en Portoviejo, luego ingresó a un curso de Aduana y recorrió algunos lugares como Guayaquil, donde trabajó en el Puerto Marítimo.

Luego de estas experiencias laborales conoció a su esposa, que es lojana y juntos decidieron vivir en Cuenca.

Actividades. El cotacacheño tiene diez nietos, “ahora ya puedo jugar con mis nietos porque volví a ser activo, esto me ha ayudado bastante”. Jorge hace terapia física, yoga y sale a caminar casi todos los días en Cuenca. “Desearía que todos los que sufren de esto también lo consuman, pero tenemos el gran problema de que hay personas que venden mal el producto, en el país tiene que existir alguien que controle o regule para que puedan adquirir un medicamento legítimo y bueno. Doy gracias a Dios y a mi nieto porque volví a vivir”.

Finalidad. Nelson es un neoyorquino con padres ecuatorianos, su madre es de Cuenca y su padre de Ibarra. Además, es director ejecutivo de la Asociación Cultural del Cannabis.

Señala que el objetivo de este documental titulado ‘CannAbuelo’, es educar a la comunidad latina sobre los beneficios del cannabis medicinal. “Tengo el orgullo de decir que mi abuelito ya va viviendo cuatro años usando esta medicina, cuando originalmente le daban de vida tres o seis meses sin hacer una quimioterapia”.

Nelson menciona que en 2001 su abuelo tuvo cáncer en la próstata y se sometió a una operación, después siguió el tratamiento con radioterapias y el cáncer desapareció unos 15 años, pero volvió en 2015 más agresivo.

Recientemente la Asamblea Nacional aprobó el uso del cannabis como medicina en Ecuador, Nelson cree que es un gran paso para el país, “especialmente para los pacientes que están sufriendo, lo importante es que hagan unas buenas regulaciones”.