10-07-2019 | 10:54
(I)

Control apunta a locales de la 31 de Octubre y Terminal

Este viernes se llevará a cabo una socialización general de la normativa que debe cumplir cada negocio que funciona en la calle 31 de Octubre.

Otavalo. De forma sorpresiva, representantes de la Agencia de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria, Arcsa; Agrocalidad; Comisaría Nacional y Municipio del cantón, recorrieron los locales comerciales ubicados en la calle 31 de Octubre.

El objetivo, socializar con los propietarios de estos negocios los requerimientos que deben cumplir para su funcionamiento.

Prevención. En la Casa de Turismo, previo al recorrido por los establecimientos comerciales, se llevó a cabo una rueda de prensa en la que informó que, durante este mes, los días viernes, se realizarán socializaciones con los propietarios de negocios ubicados en la calle 31 de octubre, terminal de buses y otros sectores de la cuidad.

“Se harán algunas acciones de control en estos puntos de la ciudad para que estas actividades no sean una competencia desleal con el mercado y tampoco estén al margen de la ley. Estos operativos buscan garantizar la inocuidad alimentaria para la ciudadanía”, dijo Marcelo Lema, Director de Turismo y Desarrollo Económico local del municipio.

Novedades. El recorrido se extendió hasta pasado el mediodía. Los representantes de la brigada interinstitucional que hizo la socialización se encontró con novedades especialmente en el manejo de alimentos.

La mayor parte de carnicerías que se ubican en este sector de la ciudad no respetan la cadena de frío, aspecto fundamental en la venta de estos productos, además se logró identificar que en algunos negocios se comercializaba embutidos procedentes de Colombia cuya venta está prohibida en el país.

Sobre este aspecto, María Dolores Machado, coordinadora zonal de Arcsa, aseguró que, cuando ya se lleven a cabo los controles, se revisará que todos los productos de uso y consumo humanos procesados, “tengan su notificación sanitaria ecuatoriana, en el caso de alimentos; registro sanitario ecuatoriano, en el caso de medicamentos o productos naturales y que se cumpla con toda la normativa. Dentro de las sanciones, en caso de encontrar incumplimiento, la multa es de 10 salarios básicos, la clausura del local y el decomiso de los productos”, mencionó.

Regulación. “Hemos estado realizando una actualización catastral de las actividades económicas, desde el pasado 18 de junio, y se les está dando un plazo de 15 días para que los establecimientos regulen su funcionamiento con los permisos necesarios. Hemos intervenido en alrededores de 2 500 locales en toda la ciudad. Hay un 60% de personas que no cumplen con sus obligaciones tributarias”, explicó Daniela Cisneros, asistente financiera de la Jefatura de Rentas del Municipio.

Problema. Para la comisaria nacional, Paola Narváez, uno de los aspectos que debe ser solucionado de forma urgente es la falta de un comisario municipal. “Este es un tema muy complicado. Nuestras competencias, como Comisaría Nacional, no abarcan en las que debería estar el comisario municipal. Nosotros no podemos sancionar en ciertos casos como por ejemplo el control de consumo de bebidas alcohólicas en espacios públicos y esa es una situación complicada. La ciudad es turística y las ventas ambulantes se están saliendo de control”, finalizó.