17-05-2019 | 10:12

Conejo tendrá listo todo su equipo de trabajo en un mes

El panorama que presenta la municipalidad es complicada. Desde la parte financiera donde hay déficit, hasta lo administrativo donde existe exceso de personal.

Otavalo. Ajetreado. Así fue el primer día de labores de Mario Conejo, alcalde electo de la ciudad.

Reuniones de trabajo con los nuevos concejales; reuniones con algunos de los nuevos funcionarios y con gente que llegó hasta su despacho a saludarlo, fueron parte de la agenda del primer día de trabajo.

Invitación. También estuvo en la presentación de la campaña de Seguridad Vial que impulsa el gremio de taxistas del cantón.

“La dinámica de un Municipio es así. Con asuntos por resolver, reuniones de trabajo y planificación.

Estos días son así de intensos, pues tenemos que organizar el trabajo nuestro y asumir las responsabilidades de cada una de las oficinas”, explicó el burgomaestre.

El día después. El ambiente en el Municipio es otro. La amabilidad en los funcionarios está a flor de piel. Nadie se acuerda del alcalde saliente ni de sus funcionarios. Y los pocos que lo hacen, ahora critican su accionar.

No están todos los directores posesionados, pues al momento se está tratando de realizar el inventario y conocer con exactitud la situación del municipio.

Realidad. Aunque el panorama es desalentador, Conejo aspira volver a encumbrar a la institución en lo que resta del año. “El funcionario que cesa en sus funciones tiene que presentar un informe y dejar un acta de entrega recepción al nuevo funcionario, pero esto no se dio”, criticó la autoridad.

Aunque la administración saliente ya fue liquidada, el alcalde ratificó que fue un procedimiento ilegal, pues no se presentaron informes ni se hizo la entrega recepción de los bienes.

Directores. Solamente se han confirmado cuatro direcciones. Las otras están encargadas y si va a tomar el tiempo necesario, para analizar el perfil de cada uno de los funcionarios, pues según la realidad municipal, no hay margen de error para las equivocaciones.

“Será un equipo entre juventud y experiencia. La situación del Municipio es crítica en todos los aspectos. Desde lo financiero hasta la organización interna”, explicó Conejo.

Oficiales. Hasta el momento los nombres confirmados son Marcelo Burbano, quien llega como director administrativo. Él, fue parte del equipo de trabajo en la última administración de Conejo.

Johana Andrade quien fue procuradora sindica del Municipio en 2014 regresa para ocupar las mismas funciones. Consuelo Pabón es la nueva directora de planificación. La otra funcionaria confirmada es Mayra Andrade, quien regresa a la cartera de finanzas. Ella fue una de las directoras claves en la última administración de Mario Conejo. También fue Jefa de Agencia de BanEcuador Otavalo y actualmente estaba vinculada a la empresa privada.

Otro de los funcionarios que ya está trabajando es Luis Yépez, quien es el Secretario General.

Por definir. Aunque no se han pronunciado oficialmente, Sara Suárez y Diego Benavides, fueron parte del equipo de transición en la parte ambiental.

Durante su labor se inspeccionaron las plantas de tratamiento de las parroquias San Pablo y San Rafael. En ellas se constató que su funcionamiento era el adecuado.

Los dos también estuvieron en la última administración de Conejo. “Antes de terminar nuestro período dejamos los análisis de agua con laboratorios acreditados en donde se refleja que las plantas estaban funcionando plenamente. La eficiencia de las plantas es muy buena cuando se las sabe operar completamente”, dijo en declaraciones anteriores Benavides.

Con tranquilidad. De acuerdo al Alcalde, en un mes ya tendrá listo su equipo de directores para lo que será estos cuatro años de gestión municipal. Hay expectativa en la ciudad por el trabajo que se realizará en lo que resta del año.