10-11-2018 | 09:41
(I)

Trece pueblos indígenas comparten sus saberes ancestrales

La jornada de hoy se realizará en la comunidad de Peguche, de la parroquia Miguel Egas. La jornada inicia a las 09:30. Se traslada mañana a San Pablo.

Otavalo. Con la presencia de 13 pueblos indígenas de 10 provincias del país iniciaron los Juegos Ancestrales, Tradicionales y Populares de los Pueblos y Nacionalidades indígenas de la región Sierra.

El certamen, que es organizado por la Liga Deportiva Cantonal de Otavalo, y la Secretaría Técnica de Deportes se realiza en San Pablo, Peguche y el complejo deportivo de LDCO.

Listado. Juego de tortas, kanikas, katas, conejo, calabaza, maíz quemado, carrera de llantas y rayuela serán parte de las actividades en las que se competirá entre hoy y mañana.

La jornada inaugural fue emotiva. Las manifestaciones culturales de cada uno de los pueblos y nacionalidades le pusieron el colorido a la jornada.

Con un desfile que arrancó en el parque Simón Bolívar hasta la LDCO, cada delegación mostró sus costumbres y tradiciones.

Entre los equipos participantes están los kichwas otavalos, saraguros; pueblo natabuelas, salasacas, chibuleos, panzaleos, caranquis.

Actividades. El listado de actividades también se suma la rajada de leña, jervis, la cometa, trompos, halada de cuerda, carrera de cuyes, baile del tomate, trepada de árbol entre otros.

Mario Conejo Cotacachi, mentalizador del proyecto, aseguró que este evento tiene como objetivo recuperar los juegos ancestrales que se han ido perdiendo.

“En ese sentido se ha visto conveniente que a través de estos eventos, se pueda volver a practicar estos juegos que nos enseñaron nuestros taitas”, destacó el líder kichwa.

De acuerdo a los organizadores, para cita la Secretaría Técnica ha designado cerca de 45 mil dólares.

Estos juegos de recreación ancestral, autóctona, tradicional y popular se vienen realizando en distintas provincias desde el año 2004.

“El juego es un espacio y un tiempo de libertad a través del cual se explora, experimenta y se establecen nuevas relaciones y vínculos entre objetos, personas y el mundo en general”, reconoce Alberto López, líder kichwa del Pueblo Kitu Kara.

Los juegos tradicionales y populares pertenecen a la época donde no existía la tecnología. Las generaciones anteriores preferían salir a los parques a jugar y compartir entre grupos.

“Hoy en día el uso de la tecnología, celulares, computadores y tablet están consumiendo el tiempo de nuestros hijos”, agrega López.

LLegaron desde el sur del país
Para Sayri Contento y su hermano Fernando, los juegos ancestrales son una manera de integración dentro de la comunidad y fuera de ellos. Ellos son kichwas saraguros quienes llegaron a Otavalo con la intención de destacar. “Este tipo de actividades no debemos dejarlas desaparecer”, explicó Sayri, quien se mostró orgulloso de su nacionalidad.