21-09-2019 | 11:50
(I)

Cinco depósitos de gas en Otavalo incumplieron la ley

Durante el operativo de control se identificó también a tres vehículos que no contaban por el permiso anual para la venta del producto.

Otavalo. Cinco propietarios de depósitos de Gas Licuado de Petróleo (GLP) fueron sancionados por mantenerlos cerrados.

A través de un control por parte de la Agencia de Regulación y Control Hidrocarburífero (ARCH), conjuntamente con la Comisaría Nacional, Jefatura Política y Policía, se visitó a 12 establecimientos donde expenden estos productos.

En ciertos lugares los propietarios o distribuidores resultaban molestos por la sanción.

Durante el operativo de control no se les permitió la distribución a tres vehículos, esto debido a que no presentaron el permiso anual correspondiente.

Pero para que no queden los sectores desabastecidos se coordinó con otros repartidores del GLP que sí contaban con la documentación legal.

Expresión. En este control, un chofer que distribuye el cilindro de gas indicó que se siente perseguido. In-cluso añadió que en una reunión entre los distribuidores se acordó vender el GLP a 3 dólares.

Un ciudadano que prefirió no identificarse y que vive en la ciudadela Imbaya, mencionó que tras la protesta que hubo en Ilumán y Carabuela se normalizó la venta del GLP, sin embargo, manifestó que lo grave es que “los señores distribuidores del gas no tienen el don de servicio, hay muchos que dicen: si es que quiere cómpreme sino no”, contó el ciudadano.

También indicó que hay ciertos distribuidores que son “groseros”.

Malestar. De acuerdo a los vecinos el vehículo no llega hasta la puerta de las casas, “en el caso mío no tengo problemas porque soy una persona joven, pero puedo ver a adultos mayores cargando el cilindro”.

Mencionó que el chofer se ubica en una esquina y dice: “si quiere aquí le dejo, más allá no le puedo dejar”.

Proceso. Daniela Iturralde, jefa política del cantón Otavalo, explicó que se ha desarrollado este control por medio de las denuncias ciudadanas que han recibido.

La finalidad fue garantizar la venta normal del gas a USD 1,60 en los depósitos y que se cumpla con la atención de 8 horas diarias.

La sanción que se aplicó y según establece la ley fue de un salario básico unificado para los depósitos que estaban cerrados, pero la multa para quienes venden a un precio mayor de USD 1,60 en los depósitos, es de USD 9 800.

Adicionalmente se hizo un recordatorio a los distribuidores del buen trato que deben darle a la ciudadanía.

Iturralde añadió que no ha existido un acuerdo para que se incremente el valor de 2,50. Aseguró además que el control se va a mantener sin indicar una fecha límite.

Junto a la ARCH también se desarrolló un operativo en los restaurantes, donde se debe garantizar el uso del gas industrial.