21-01-2020 | 08:39
(I)

Cerca de un 25 % presenta la construcción de puente

Otavalo. Hace unos cuatro años una parte de la vía circunvalación colapsó, por lo que el ingreso principal al barrio Ángel Escobar Paredes se vio afectado.

Sin embargo, los trabajos para readecuar este espacio iniciaron el año anterior. Aquí, según los maestros de la obra se pretende construir un puente que estaría terminado en un año. El avance de la construcción es de un 25 por ciento.

Preocupación. Rodrigo Velasco, presidente del barrio, mencionó que esta obra siempre ha sido anhelada, aunque agregó que también se ha descuidado a los peatones.

“Con la famosa E35 se nos va dividendo Otavalo por la mitad y como barrio Ángel Escobar y los aledaños nos dejan afuera”, indicó el presidente.

De la misma forma argumentó que el puente es una “buena obra e indiscutible, pero también hay que ver la situación de los peatones”.

En horas pico, cruzar a este barrio es bastante peligroso, ya que para los moradores los semáforos no son suficientes. “Cuando ya funcionen los ochos carriles va a ser muy difícil y yo no sé cómo van a hacer las autoridades en solucionarnos la situación del paso peatonal”, indicó Velasco.

Ejecución. El contrato de la obra es para un año, según la socialización que han recibido los moradores, quienes además, desconocen el monto económico que tiene este proyecto.

Velasco mencionó también que los ingenieros responsables de la construcción les ofrecieron entregar el puente en nueve meses. Esto lo afirmaron durante una reunión.

Actualmente se trabaja en este espacio desde hace unos tres meses.

El presidente del barrio también señaló que necesitan a personas profesional, para que analicen cuál sería la solución para que los peatones no tengan problemas al cruzar la vía panamericana, donde anteriormente se registró un atropello con el fallecimiento de un ciudadano.

Inseguridad. Los semáforos ubicados en el ingreso al Rocío y San Juan no les garantiza una seguridad.

“Los dos semáforo están escondidos bajo una curva, o sea no tiene visibilidad ni el uno ni el otro y los vehículos siempre pasan a altas velocidades”, dijo Velasco.

Raúl Antamba, un morador del barrio, manifestó que esperan en un año tener la obra terminada, “ojalá se de porque realmente no solo es una afectación a los barrios aledaños sino de todo Otavalo”, añadió. Además, considera que el Municipio debió insistir para que estos trabajos se retomen.