18-11-2019 | 09:54

40 adultos mayores son acogidos en cálido hogar otavaleño

Los abuelitos pasan la mayor parte de su tiempo haciendo actividades lúdicas como manualidades, pero hay algunos que no les gusta participar y pasan el día sentados.

Otavalo. En el hogar de ancianos ‘Susana Mancheno de Pinto’, conocido por la ciudadanía otavaleña, viven 30 personas indigentes sin referencia familiar.

Pero en total son 40 adultos que habitan en este espacio del hogar, donde solo 10 cuentan con el apoyo de sus familiares.

Sin embargo, para estas 30 personas el hogar firmó un convenio con el Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES), que maneja el 60 por ciento de la inversión.

Es decir, cada año el MIES aporta con aproximadamente 240 mil dólares que cubre el gasto de los profesionales, alimentación y pañales de las personas indigentes.

El cupo máximo que tiene el hogar es de 40 adultos mayores. El coordinador Eduardo Molina indicó que están planificando para que después de un cierto tiempo, puedan trabajar en la ampliación del espacio para unos tres o cuatro adultos mayores más.

Programas. Según Molina la indigencia ha disminuido en las calles gracias al programa que implementa el Gobierno Nacional en el Plan Toda una vida, donde se ha logrado incluir a más adultos en los programas y servicios tanto en atención diurna y residencial.

Aunque añadió que aún existe la indigencia en las calles pero no como antes, “a veces trasladar a un adulto de la calle, es muy complicado porque él ya está enseñado a ese entorno social”. Precisó además que ingresarlo a un asilo donde permanecerá la mayor parte de su tiempo es un problema para el adulto.

“Mientras el adulto mayor no quiera venir no podemos obligarlo”, dijo Molina.

Las personas indigentes que viven actualmente en el hogar, han llegado con problemas de salud como diabetes, Alzheimer, Parkinson y demencia.

A estos ciudadanos los han encontrado en situaciones de vulnerabilidad extrema, pero junto al MIES y a la Cruz Roja los acogieron con la finalidad de mejorar la calidad de vida de cada uno.

Proyectos. El hogar se creó el 1 de julio de 1991, en esa época vivían aquí cuatro adultos mayores.

Para el nuevo año Molina mencionó que tienen previsto habilitar el área de terapia ocupacional, ya que no tiene una zona específica y los trabajos los realizan en el mismo sitio donde hacen el resto de actividades. Aclaró que en 2020 se pretende hacer una instalación completa de lo que será el área de terapia ocupacional y de rehabilitación física. “Tenemos los equipos pero buscamos que ca-da área sea independiente”, precisó Molina.