Otavalo y desarrollo

german muenalaOtavalo por sus propias condiciones reúne ciertas ventajas que le hacen una ciudad con un buen nivel de vida, en relación a la media nacional. Factores naturales, humanos, sociales, culturales, hacen de ella una ciudad llena de condiciones que sus habitantes, entre ellos las autoridades locales, no han dimensionado para explotarlas. No creo que existan sujetos que se opongan al desarrollo de Otavalo, el asunto es que no se han generado las condiciones para reflexionar sobre el desarrollo que se quiere para la ciudad y su entorno.

Al inicio de la gestión del alcalde Conejo, muchos otavaleños acompañamos de manera colectiva la construcción de un documento de planificación que se le llamó Plan de Vida. Este instrumento y como era lógico, indicaba que el eje estratégico para el desarrollo de Otavalo era el turismo, para lo cual y con voluntad política deberían converger accionas públicas y privadas para lograr las metas esperadas. En el transcurso de los años muchos ciudadanos vimos con tristeza como las acciones del gobierno local se distanciaban de la demanda consensuada a través del Plan de Vida, y la transformación de la ciudad se dio con una cuantiosa inversión pública en obras de cemento que transformó el centro de la urbe, en descuido de la definición de acciones interculturales que permitirían el Otavalo de riqueza pluricultural. El desarrollo de Otavalo aún no se lo ha discutido como voluntad social, muchos confunden desarrollo con ornato producido por la obra de cemento, este diálogo es tarea pendiente que debemos provocar desde los sectores sociales cuando se aproxima la campaña política para la Alcaldía. 

 

Germán Muenala V.

muenalag@mail.com