Otavalo, una urbe de dilemas comerciales constantes

Otavalo.- Vendedores por doquier, compradores, niños, jóvenes, ancianos, cero distanciamientos y taxis, autos particulares, buses, camiones ocasionando bloqueo vehicular es el triste panorama diario que presentan las calles principales de la ciudad de Otavalo.

El Mercado 24 de Mayo, el Copacabana, la Plaza de Ponchos, el Terminal Terrestre y zonas aledañas a estos, son focos para vendedores informales de toda clase de productos.

La problemática
El dilema comercial que presenta la ciudad redunda en la necesidad de trabajo y la necesidad de orden, que desde la municipalidad no han sabido cómo hacer. La necesidad de trabajo se evidencia en personas que se autoestablecen en sitios para expender sus productos; pero hay la necesidad de orden que autoridades de la municipalidad buscan disciplinar el proceso.

La situación se está volviendo caótica. El comercio informal se ha tomado las calles, se han presentado marchas, enfrentamientos entre comerciantes y manifestaciones en plena pandemia, la crisis económica deriva a una social y sanitaria en donde la única afectada es la misma ciudadanía.

Caso Copacabana
El dilema por la zona del canchón del Copacabana entre comerciantes informales y comerciantes registrados, necesitó de reuniones de mediación. Hubo disturbios, malestar social, intervención de policías nacionales, agentes de control y dos semanas de desestabilidad comercial y social parar llegar a un acuerdo.

Después de que el 25 de noviembre las calles aledañas a este mercado estuvieron abarrotadas de comerciantes informales, el municipio dio apertura a una nueva feria textil los días martes y viernes, en donde 150 de los 400 vendedores informales se encuentran laborando. ¿Es la solución o se agranda el problema?

Mercado 24 de Mayo
Vendedores del Mercado 24 de Mayo presentan inconformidad por vendedores informales en las calles colindantes y por el funcionamiento de un parqueadero en una calle, en la cual se instalan clandestinamente camiones y camionetas para realizar una feria de venta de legumbres, frutas, verduras, granos tiernos y otros productos generando competencia y conflicto social.

Desde la administración de este mercado se manifiesta que generaron operativos de control con la Comisaría Municipal, agentes de control, agentes de tránsito de 5am a 8am, los cuales impidieron la realización de esta feria por poco tiempo, sin embargo directivos de la Asociación de Vendedores del Mercado 24 de Mayo no ven que la situación o los vendedores informales haya disminuido.

Feria Navideña
En primera instancia se presentan comerciantes frentistas de la calle Sucre que se ven afectados debido a la realización de una feria navideña en toda esa calle, seguido por quejas y denuncias por mala organización y distribución de puestos.

Tras una rueda de prensa organizada por autoridades municipales y organizadores de la feria se dio a entender que cualquier persona que ofrezca un producto y compre su puesto valorado en 38 o 75 dólares puede ubicarse en la calle Sucre y alrededor de la Plaza de Ponchos para vender su producto.

A la ciudadanía
Como ciudad se busca progresar, por ello es crucial fomentar el comercio local y más un comercio organizado no solo por cuestiones de pandemia sino para alcanzar desarrollo económico, social y participación ciudadana para todos.