Otavalo tiene 300 bienes patrimoniales

 

 

 

p10f1

 

OTAVALO. En el cantón Otavalo existen alrededor de 300 bienes patrimoniales, que están siendo resguardados para evitar su destrucción. En caso de derrocamiento, los ejecutores pueden  ser judicializados ya que se convierte en un delito.

Día Mundial.  En el Gobierno Municipal de Otavalo se ha iniciado un proceso de socialización para que la comunidad conozca sobre la pena que recae sobre quien daña un bien patrimonial.
Los personeros del Ministerio Coordinador del Patrimonio Cultural advierten que los bienes patrimoniales no pueden ser modificados, remodelados o destruidos sin la autorización y control del Instituto Nacional de Patrimonio Cultural. La desobediencia de esta norma está tipificada por la Ley de Patrimonio, en el Art. 13,  con prisión y multas económicas: “Las  infracciones  de  lo  dispuesto en este artículo acarrearán sanciones  pecuniarias y prisión de hasta un año. Si como resultado de estas intervenciones se hubieran desvirtuado las características de un bien  cultural  el  propietario  estará  obligado  a restituirlo a sus condiciones  anteriores,  debiendo  el  Instituto, imponer también una multa  anual hasta que esta restitución se cumpla. Las multas se harán extensivas  a  los  contratistas  o  administradores de obras, autores materiales  de  la  infracción. El Instituto Nacional de Patrimonio Cultural es la única institución que otorga permisos sobre los bienes patrimoniales. La demolición de un bien patrimonial es un delito penado. Éste será penado con prisión de uno a tres años según la Ley.
Para que la municipalidad de Otavalo intervenga en bienes patrimoniales realizó el respectivo trámite para solicitar autorización al INPC.