Otavalo tendrá una ordenanza para la Prevención y Erradicación de la Violencia de Género contra las Mujeres

Otavalo. Para 2020 el cantón ya podría contar con una ordenanza para la Prevención y Erradicación de la Violencia de Género contra las Mujeres.

La concejala Lourdes Alta Lima en coordinación con otros concejales, presentaron el proyecto durante una sesión de concejo, justo el Día de la No Violencia Contra la Mujer (25 de noviembre).

Este proyecto se fundamenta en un diagnóstico realizado a nivel provincial, donde más del 63.5 por ciento de las mujeres de la provincia han sufrido algún tipo de violencia.

“Este porcentaje es una alerta para que las autoridades puedan trabajar en un enfoque más puntual para prevenir la violencia de la mujer”, explicó Alta Lima.

Puntos. La ordenanza tiene nueve capítulos, el primero está comprendido entre las generalidades y también está articulado con las políticas, es cómo hacer un plan anual de prevención, atención y restitución en el marco de las competencias y funciones.

Según la concejala, a través del Consejo Cantonal de Protección de Derechos, se pueda instituir una oficina o espacio donde se pueda brindar atención médica, psicológica pero también una vinculación a algún emprendimiento focalizado al desempeño de las habilidades que tienen las mujeres, para conseguir que este problema pueda tener un final que le permita mejorar sus condiciones de vida.

La municipalidad de Ota-valo no tenía esta ordenanza y se propuso con la finalidad de prevenir y erradicar casos de violencia de mujeres y también trabajar en la discriminación.

Alta Lima señaló que Ota-valo es una población donde existe un 50 % de indígenas y otro 50 % de mestizos.

El derecho de las mujeres a vivir sin violencia está consagrado en los acuerdos internacionales como la Con-vención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer (CEDAW), en especial a través de sus recomendaciones generales y de la Declaración sobre la eliminación de la violencia contra la mujer de las Na-ciones Unidas.

Organización. A nivel global, ONU (Organización de las Naciones Unidas) Muje-res trabaja con los países para avanzar los marcos normativos internacionales prestando apoyo a procesos inter-gubernamentales, tales como la Asamblea Ge-neral y la Comisión sobre la Condición Jurídica y Social de la Mujer.

Sin embargo, el capítulo cinco de esta ordenanza habla de la atención a las víctimas de violencia contra las mujeres y género.

El sexto en cambio, trata sobre las acciones de fomento para la autonomía económica de las mujeres en situación de violencia.

Mientras que el séptimo establece los mecanismos de participación ciudadana y control social, y en el octavo se está estableciendo un presupuesto para que esto no sea una normativa en la cual solo sea un articulado en general, sino que cuente con presupuesto fijo.

De acuerdo al Cootad ( Có-digo Orgánico de Organi-zación Territorial, Autono-mía y Descentralización), la Concejala explicó que el Municipio tiene que hacer una inversión del 10 % para los sectores vulnerables.

Finalidad. La idea es que este proyecto sea parte del porcentaje del 10 % con inversión para las mujeres que están sufriendo con algún tipo de violencia.

La ordenanza busca no solo dar una atención jurídica gratuita o psicológica, sino más bien potenciar alguna virtud o cualidad en la mujer violentada para una vinculación de desarrollo económico.

Oscar Perugachi, secretario ejecutivo del Consejo de Protección de Derechos del Municipio de Otavalo, mencionó que el trabajo en esta área es receptar las denuncias cuando se amenaza o se vulneran los derechos de los niños, niñas, adolescentes, mujeres o a-dultos mayores.

Perugachi indicó que esta junta es competente para conocer los casos de violencia contra la mujer.

Además, señaló que existe una cantidad amplia de estos casos de violencia. Entre 3 a 4 personas llegan a estas oficinas a diario para dar a conocer los casos de violencia.

Importante. De acuerdo a las estadísticas en Imbabura la mayor violencia a la mujer es la psicológica. Según datos estadísticos, desde enero hasta noviembre de 2018, existían 1 083 casos de ese tipo. La violencia sexual es la segunda causa con mayor número de denuncias que abarcan violaciones, a-coso y abuso. Sin embargo, la agresión física ocupa el último lugar.