En Otavalo hay rechazo de la gente al incremento de pasajes

Desde el 1 de mayo entró en vigor la nueva tarifa para la transportación inter e intraprovincial a nivel Nacional, esta medida generó el rechazo de una parte de la ciudadanía, puesto que ahora tendrán que pagar 15 % más en el valor de sus pasajes.

La población se ha hecho presente para quejarse del alza de pasajes ya que enfatizan en que está decisión perjudica a los sectores más vulnerables del país, ya que no solo deriva en el alza de la movilidad sino de la canasta básica.

Milena Chisa, ciudadana que a diario hace uso del transporte interparroquial manifestó su malestar ya que indica que paga más de lo debido, “el pasaje sube solo a los inter provinciales, intercantonales, no dice interparroquiales en fin deberían informarse bien con las autoridades que correspondan, porque los dirigentes de las cooperativas se están tomando atribuciones que no corresponden” recalcó.

Más ciudadanos también se hacen mención sobre el pasaje Otavalo-Ibarra y viceversa ya que este es de 0,63 centavos, pero indican que los transportistas en pretexto de no tener centavos para el vuelto están cobrando 0,65.

Manuel Dueñas, presidente de la Cooperativa de Transporte Los Lagos manifestó que como transportistas han acatado la disposición del alza de pasajes en un 15% desde el 3 de mayo y que no han surgido novedades con la ciudadanía.

También hizo referencia a las constantes quejas en redes sociales por parte de la población a nivel nacional incluso antes de que se emitiera esta resolución y manifestó que como transportistas ante el alza de combustible habían solicitado cuatro puntos y ninguno incluía el alza de pasajes.

Se indicó que los transportistas solicitaban la focalización de los combustibles para que los transportistas públicos mantengan el subsidio anterior y no caer en el alza de pasajes. Como segundo punto, y en caso de que la primera solicitud no procediera, requerían alguna compensación por este sobreprecio de combustible, especialmente el diésel.

De igual forma, se manifestó que entre las peticiones de los transportistas se fijaba la cancelación de una deuda que mantiene el Gobierno con los transportistas desde el 2014 por el tema de los subsidios a los grupos vulnerables que han sido subsanados con inversión privada de los transportistas.

La crisis del transporte público no ha disminuido, la reducida actividad laboral sumada al incremento del combustible que redondea al 44% por galón lo que ha hecho que transportistas tanquean entre 30 a 40 dólares adicionales todos los días.

En el contexto de la pandemia los transportistas, al igual que todos los ciudadanos, siguieron pagando sus deudas y demás gastos con casas comerciales y otros, de igual forma, cuando regresaron a sus actividades con el aforo al 50% y se mantenían cancelando el valor total de los peajes, es decir no tuvieron ninguna compensación por la crisis que surgió con la pandemia.

Manuel Dueñas manifestó que como transportistas entienden la difícil situación que toda la población está atravesando, sin embargo, considera que el incremento de este 15% podría ayudar al transporte público y permitirá que la economía se vaya dinamizando nuevamente.

Se indicó que muchos de los ciudadanos no cuentan con recursos para pagar ese 15% adicional del pasaje, de igual forma, muchos propietarios de transportes públicos han optado por vender sus vehículos debido a la falta de trabajo, por lo cual, todos los ciudadanos deben apoyarse para lograr reactivar el país.