En Otavalo insisten con el desalojo del Copacabana

Representantes de las 12 asociaciones del mercado Copacabana se auto convocaron a una marcha pacífica para continuar exigiendo el desalojo definitivo de la extensión de la calle Colón, conocida también como relleno o canchón del Copacabana.

Los productores textiles se reunieron con autoridades municipales para mostrarles su inconformidad ante lo que ellos llamaban ‘el poco interés de las autoridades por solucionar el problema provocado por otro grupo de comerciantes informales’ que buscan un puesto en la mencionada calle.

Esta es la segunda medida de hecho que realizan los comerciantes que ayer se auto convocaron. El pasado sábado, como medida de presión, los vendedores no ocuparon sus puestos de venta autorizados en el interior del Copacabana y se instalaron en las calles aledañas al mismo.

Los intentos de desalojar el canchón del Copacabana han sido infructuosos para la municipalidad. Aproximadamente 200 personas buscan establecer un puesto comercial en este sitio que estaba destinada a ser parqueadero de los vendedores del Copacabana y, de alguna manera, mejorar el tránsito vehicular en esta zona durante los días de feria.

Cientos de personas acudieron al llamado de sus dirigentes y se reunieron en el parque ubicado junto al comando policial. Desde ahí, portando pancartas y gritando en favor del comercio ordenado, llegaron hasta el municipio donde fueron recibidos por el secretario del COE cantonal, Marcelo Burbano y otros directivos de la institución.

Los comerciantes no exigían reunirse con el alcalde pero decidieron escuchar a las autoridades.

En su intervención, Burbano aseguró que desde la municipalidad se ha hecho todo lo posible por desalojar el canchón pero no han tenido apoyo de la Policía Nacional.

“Hemos solicitado por dos ocasiones la presencia de la Policía Nacional para que colaboren con el trabajo de los Agentes de Control Municipal y se pueda desalojar este sitio pero, han enviado poco personal para este trabajo”, dijo Burbano.

Desde la municipalidad se entregó a los comerciantes una copia de los oficios enviados a la Jefatura Política solicitando apoyo policial.

Los comerciantes acordaron apoyar la iniciativa de desalojo de la municipalidad y presentaron un documento a la Jefatura Política para que llegue el contingente necesario para desalojar la mencionada calle.

Luego de varios minutos los comerciantes decidieron deponer la medida de hacho planificada para este miércoles. Los comerciantes estaban decididos a volver a ocupar las calles para realizar la feria pero tras el diálogo, se comprometieron a esperar las acciones de las autoridades, municipales como de gobierno, en favor del orden de la ciudad.

“Esperamos que esta semana se pueda desalojar la calle con el apoyo de la Policía Nacional y los Agentes de Control para retomar el orden en el mercado”, dijo Ana Maigua, dirigente de la asociación 30 de Junio.