Otavalo ha sido escenario de incidentes en los últimos días

En el marco de las celebraciones del Inti Raymi en la ciudad de Otavalo, se registraron fuertes enfrentamientos entre elementos de la Policía Nacional y danzantes. El episodio tuvo lugar en la tradicional Plaza de Ponchos, durante la noche del sábado pasado.

Este acontecimiento se dio en medio de las restricciones emitidas por el COE cantonal, con motivo de la pandemia por el Covid – 19, en las que se dispuso la prohibición de todo espectáculo público que genere aglomeraciones, además de la libre circulación de personas y vehículos después de las 22:00.

Posteriormente al lamentable suceso, varios representantes del pueblo kichwa Otavalo han denunciado públicamente un “uso desmedido de la fuerza” por parte de la Policía Nacional. Aseguran estar conscientes de los peligros derivados de la pandemia por el Covid – 19 que vive el mundo entero, pero consideran que mediante un diálogo con las autoridades, podrían llegar a diferentes alternativas que les permitan celebrar esta milenaria fiesta, con las correspondientes medidas de bioseguridad.

El fin de semana mediante las redes sociales empezaron a circular videos aficionados, en los cuales se reflejaba la enérgica represión policial ante algunos ciudadanos que permanecían en el lugar, presuntamente libando. En uno de los videos se puede apreciar también que un joven propina golpes a los uniformados, en su intento de defender a sus amigos.

“Quiero denunciar hechos graves sucedidos durante la ocupación militar que hubo en la Plaza de Ponchos. Entiendo el contexto de pandemia y la línea marcada por el gobierno nacional para la lucha contra rebrotes. Puedo entender también que en estos festejos algunas copas demás puedan llevar a conflictos, y que la policía sólo cumple con su responsabilidad de “proteger a la ciudadanía”.

Sin embargo, en el video podemos ver un uso excesivo de la fuerza, en donde la violencia generada por un ciudadano, podía contenerse de otra manera. Se puede ver además el uso de bombas lacrimógenas, y sobre todo patadas y golpes que se realizan hacia el joven”, expresó en su perfil de facebook, Daqui Lema, experto en derechos humanos.

Operativos de seguridad

En la vereda del frente, las autoridades habían anticipado a la ciudadanía que se iban a continuar realizando los operativos de control pertinentes.

“Nuestro objetivo es generar presencia policial y manetener la paz ciudadana. Siempre es bueno recalcar el antes, el durante y el después. Como todos conocen estas celebraciones conllevan a la injesta de bebidas alcohólicas y al irrespeto entre las mismas personas. Provocaron daños a la propiedad privada y algunos golpes a servidores policiales.

En cuanto a denuncias no tengo ninguna en mi despacho, si es que existiera algo que investigar tenemos nuestro departamento interno que se encarga de establecer si hubo o no exceso de la fuerza policial”, dijo Roberto Campoverde, jefe de Policía Nacional Otavalo.