En el sector rural de Otavalo continúan los eventos con aglomeraciones ante la pandemia

Otavalo.- La tarde del lunes 2 de noviembre, tal como estaba planificado y se anunció a través de las redes sociales, se llevó a cabo la final del vigésimo sexto campeonato de fútbol en la comunidad Imbabuela Alto, a un kilómetro y medio de la ciudad.

El evento acogió a cientos de personas que, sin cumplir las normativas emitidas por el COE a nivel nacional, se aglomeraron y muchos consumieron alcohol hasta la mañana de ayer.

Desobediencia
El evento estaba anunciado desde hace varias semanas. Los partidos de fútbol iniciaron el 26 de octubre y concluyeron el 2 de noviembre. No hubo control de ningún tipo, ni de la Policía Nacional y tampoco de la municipalidad.

El partido final, en el que se enfrentaron Punyaro Stars y Los Magníficos, terminó en penales. Los asistentes invadieron la cancha y, sin importar las restricciones sanitarias por la pandemia de Covid-19, se aglomeraron alrededor del campo deportivo.

El campeonato finalizó con un baile popular, con la misma orquesta que amenizó un evento en Jahuapamba, Carabuela, el 24 de octubre. El consumo de alcohol fue desmedido.

A las 10H00 de ayer, un grupo de personas todavía se encontraba libando debajo de una carpa ubicada en el campo deportivo.

Control
Según el Jefe Político del cantón, Iván Vela, el domingo, acudieron a la mencionada comunidad para dialogar con los organizadores del campeonato. El funcionario aseguró que en este acercamiento se ‘dio a conocer la ilegalidad que estaban cometiendo’.

Vela señaló vía telefónica que analizarán las medidas que se tomarán con las entidades correspondientes para evitar que este tipo de eventos se vuelvan a repetir en el cantón.