Otavaleños con nuevo disco

pag-7Instrumentos de viento, cuerdas y percusión son los componentes de las melodías del grupo Un Nuevo Corazón que realiza el lanzamiento de un disco de música cristiana.

Un grupo conformado por 30 personas participaron en la grabación del disco titulado, “Por la senda de Dios”, su lanzamiento será el domingo 23 de agosto en la iglesia de la parroquia San Vicente Ferrer a las 13:00.
El objetivo de la agrupación es mostrar la obra de evangelización que los miembros de la Iglesia Católica deben hacer parte de su vida y llevar el mensaje a través de la música, es la forma en la que quieren cumplir la misión encomendada por Dios.
Cesar Vega, animador espiritual del grupo musical, manifestó que lo más importe para el músico católico debe ser consagrar su vida a la vivencia de la obediencia a los mandatos Divinos.

ACTIVIDADES
Los miembros de Un Nuevo Corazón realizan varias actividades para cumplir con el mandato bíblico de llevar la buena noticia, tienen un espacio en televisión local donde enseñan la palabra de Dios y semanalmente recorren las calles de Otavalo para contar sus testimonios vivenciales en las casas donde son recibidos.
Con el sonido de las melodías de su nuevo disco ellos quieren mostrar a las personas la necesidad de llevar al Hijo de Dios en el corazón, despierta, en busca de Cristo, Juyashka Jesús, hoy al despertar, María Madre de todos, ya no eres pan y vino, es Cristo quien te llama y por la senda de Dios son los temas que componen el disco.
Alabanza y adoración a Dios se expresa a través de los cánticos de la agrupación que hace música inspirada en la labor Divina en los seres humanos y la naturaleza. A través de los tonos y armonías intentan mantener la tradición del pueblo indígena utilizando instrumentos andinos en sus composiciones.

ALABANZAS
“La pregunta del Papa Francisco, ¿Eres capaz de gritar cuando tu equipo de fútbol hace un gol, y no lo eres para cantar alabanzas al Señor”, manifestó Vega e indicó la necesidad de conversar con el Creador y el que canta y baila para dar honor a Dios, ora dos veces.
Héctor Maigua, director de los músicos, comentó que compartir con los miembros de la Iglesia y con Dios a través de la música es parte de lo más lindo que le ha sucedido en su vida y que en los repasos siente la presencia de Jesús en el ambiente y en sus compañeros a los que llamó hermanos.
Los ensayos del grupo se realizan tres días a la semana de 3 a 4 horas, tiempo que dedican para pasar el mensaje divino a través de la música.
Oscar Obando, sacerdote de la parroquia de San Vicente Ferrer, es quien guía a los músicos de la agrupación, según Vega un sacerdote que les acompaña y anima a continuar en el camino de servicio a Dios y al prójimo. Los miembros de la agrupación agradecieron la labor del presbítero en sus corazones.