Otavaleña Jazmín Pérez, primera mujer piloto de combate

Otavalo. La otavaleña Jazmín Pérez Cobos ahora superó un nuevo reto. La joven imbabureña se gradúa de piloto de combate, hoy a las 11:00, en Manta.

En una entrevista a medios nacionales, Jazmín, de 28 años de edad, dijo que este lanzamiento está lleno de esfuerzo, dedicación, trabajo y responsabilidades, “llevamos la responsabilidad de mantener el cumplimiento de las misiones que asegura la soberanía del Ecuador”, agregó.

Jazmín es la única mujer de Imbabura, pero también comparte la graduación con una compañera más, la quiteña María José Cueva.

La finalización del curso de pilotos de combate se realizó el miércoles, donde se integraron ocho nuevos aeronautas a la Fuerza Aérea Ecuatoriana.

Sentimientos. La mamá de Jazmín, Elena Cobos, mencionó que se siente muy orgullosa porque su hija siempre ha sido una persona muy responsable.

“Siempre con perseverancia, es una mujer valiente en todo sentido”, dijo Elena.

Su madre contó que fue becada a Brasil y allá se graduó de piloto de aviación, luego llegó a Ecuador a la base de Manta después de cuatro años.

Una vez más su madre expresó: estoy orgullosa por haber roto paradigmas dentro de una carrera que está dispuesta solo para los hombres.

Su familia también viajó a Manta para ser parte de esta ceremonia especial.

Elena recuerda que su hija era muy inquieta, juguetona y le gustaba mucho el deporte. En esta familia también cuentan con un militar de la Fuerza Terrestre, “nosotros íbamos a los actos militares y ella sabía decir algún rato yo voy a estar ahí”, recuerda Elena.

La mamá de Jazmín mencionó también que su hija estuvo dos semestres estudiando Ingeniería en Agroindustrias en La Universidad Politécnica, pero no se sentía satisfecha.

Estudios. La joven estudió en el jardín 31 de Octubre, en la escuela Sarance y terminó sus estudios en la Unidad Educativa ‘República del Ecuador’. Estas pilotos completan la cifra de diez mujeres pilotos que cuenta la Fuerza Aérea Ecuatoriana.

Para su madre, Jazmín es una mujer valiente y muy responsable. Su familia se siente orgullosa de lo que ha logrado.