Orgullosamente Natabuela II

Una costumbre muy arraigada en las actividades sociales de este pueblo es la minga, son verdaderas fiestas que consisten en prestar colaboración personal-colectiva en el trabajo que bien puede ser para la comunidad o para causas familiares. En estas últimas, el trabajo recibido será realizado cuando el beneficiario concurra a devolver el apoyo en obras que requieran sus vecinos comuneros.

Una parte del pueblo Natabuela tuvo acceso a la recuperación de la tierra, a través de la parcelación de la hacienda Anafo; predio en el cual trabajaron en calidad de peones.

La pequeña propiedad adjudicada, con el pasar del tiempo, se ha ido perdiendo debido a divisiones sucesivas producto de herencia familiar o venta; lo que contribuye a agudizar procesos de pauperización rural. La producción agropecuaria se basa en el cultivo de maíz suave, fréjol, arveja, calabazas, aguacate; el manejo de ovejas, cuyes y vacas en menor medida.

Algunas mujeres participan en la confección de prendas de vestir bordadas, los hombres elaboran artesanías en madera o son albañiles en la construcción pública-privada; antaño laboraron como arrieros en el transporte de carga.

Para el dirigente R. Gómez (2017), el legado más preciado e importante que realiza su organización, es trabajar por el rescate y convivencia colectiva de los valores culturales, sociales, económicos y administrativos que tiene el pueblo Natabuela.