Ordenanza genera una intensa lucha por el género

 

generoIbarra.- Las organizaciones, colectivos y ciudadanía en general se encuentran a la espera de la aprobación de la Ordenanza de Prevención y Erradicación de la Violencia contra las Mujeres y de Género. En el primer debate ya fue aprobada, sin embargo, en el segundo debate se hará de manera oficial y se espera que sea el lunes 2 de abril.

¿De qué se trata?

Son cinco partes importantes que conforman esta ordenanza. La primera es definir de manera obligatoria y vinculante para todas las administraciones municipales. La segunda consiste en la elaboración de los planes que vayan enfocados a la realidad actual sobre este tema. La tercera es poder contar con un centro de atención a víctimas de violencia.

Una cuarta parte generará una norma local, para vincular la institucionalidad, en este caso la  Dirección de Inclusión y Desarrollo Económico de la municipalidad  para generar políticas que restituyan  los derechos económicos y sociales de las mujeres víctimas de violencia.

Y por último la quinta parte se enfoca en que la Junta Cantonal de Protección de Derechos de la Niñez y Adolescencia, tendrá un equipo técnico para atención a mujeres víctimas de violencia. Existirá una atención adecuada a aquellas mujeres que realicen denuncias vía administrativa, y que estas vayan a los procesos de judicialización a través de las instancias pertinentes.

Pedido especial.

A pesar de que todo enfoca positivamente a la aprobación de la ordenanza, existe un punto un tanto polémico con respecto a la palabra “género” que se enmarca dentro de esta ordenanza. Margoth Valencia, miembro del Consejo Consultivo y de la Coalición por la Equidad de Género, dice que en el primer debate dos concejalas no estuvieron de acuerdo con este término.

Prefirió omitir sus nombres pero comenta que es necesario la aprobación sea tal cual está establecido porque “los derechos son de todos y no podemos dejar de lado a nadie”.

Esto se debería a que el término genera un poco de “ruido” a nivel de socidad pues la misma perspectiva se manejó en la Asamblea Nacional y el término fue quitado de la Ley Nacional.

Según los miembros de la Coalición estas ideas conservadoras y dogmáticas generan conflicto pero desde las organizaciones están luchando para que todos entiendan que la palabra “género” es un tema de construcción social que además tiene un amparo constitucional.