Operativos antilibadores en los espacios públicos

Ibarra. El último informe de la Organización Mundial de la Salud, OMS, indica que Ecuador ocupa el séptimo lugar en de la Región entre los países donde más se ingiere bebidas alcohólicas.

Con estos antecedentes en los cantones de la provincia de Imbabura se realizan controles y operativos basados en las ordenanzas que tienen cada cantón.

Participan autoridades policiales, Intendencia e instancias locales (GAD’s).

Al respecto. En el caso de Ibarra los operativos son conjuntos entre policías nacionales y municipales. Se realizan en los parques, espacios públicos que son usados para consumir alcohol, especialmente por los jóvenes.

“Las medidas que estamos tomando es para proteger a los adolescentes imbabureños. Las matinés desde hoy en adelante se van a desarrollar después de un proceso de aprobación por parte de Dinapen, quien va a efectuar un informe detallado de la seguridad y las posibles vulnerabilidades que se pueden dar dentro de estos centros de diversión”, dijo la teniente de Policía Monserrath Cifuentes, jefa de la Dinapen en la provincia de Imbabura. “Esta medida la hemos adoptado con el fin de disminuir si es posible el 100% los casos de violencia que tenemos dentro de los adolescentes, el consumo de alcohol, tabaco y sustancias sujetas a fiscalización. Dentro de los parámetros que los adolescentes tienen que cumplir para el ingreso a la matiné será llevar el documento habilitante de identidad”, dijo la oficial de la Policía hace pocos días.

En las comunidades. “Es verdad, aquí en nuestra comunidad se están desarrollando problemas varios, existe a más de los casos de violación, la drogadicción, delincuencia, completando con el alcoholismo”, dijo Luis Ichaú presidente de la comunidad de Chirihuasi.

“Hemos pedido a las autoridades para que ayuden a controlar el expendio de licor en las comunidades”.

Se conoce en que en estas comunidades se expende licor de manera camuflada y sin control lo que perjudica a la juventud.

Las multas. En Ibarra existe una ordenanza municipal que señala que no se puede libar en la vía pública, sin embargo varios ciudadanos decidieron concentrarse en espacios públicos y hacer caso omiso de dicha ordenanza. Ahora tienen que pagar en menos de 24 horas la multa correspondiente. Si no lo hace, esta multa se acumula y se le cobra junto con el pago del impuesto predial de la Municipalidad.

La ordenanza del cantón establece sanciones pecuniarias, que van desde 40 dólares hasta un salario básico unificado.