Operativo ‘Frontera Armada’ dejó nueve personas aprehendidas

IBARRA.- Un duro golpe a la delincuencia organizada dio la Policía Nacional, el último jueves en tres provincias del país, con la desarticulación de una presunta banda delictiva que sería la encargada de dotar de armamento, municiones y explosivos, a los grupos delincuenciales que generan terror en la frontera entre Ecuador y Colombia.

 

La operación dejó como resultado la detención de nueve involucrados y el decomiso de gran cantidad de municiones.

El accionar ‘Frontera Armada’ estuvo dirigido por los miembros de la Unidad Nacional de Inteligencia Transnacional de la Dirección General de Inteligencia en Interagencial con la Unidad Nacional de Lucha Contra el Crimen Organizado y la Fiscalía General del Estado.

 

El operativo contó con la colaboración de los miembros del Grupo de Intervención y Rescate (GIR), Unidad de Mantenimiento del Orden (UMO) y la Unidad de Criminalística.

Los uniformados lograron detener a nueve personas y decomisar: 1 000 cartuchos calibre 2.23 , 300 cartuchos calibre 7.65 para armas de largo alcance, 150 alimentadoras de fusiles, siete celulares, 2 348,11 dólares, 200 pesos colombianos, 45 envolturas de material aurífero (plata) y cinco vehículos, según informó el coronel Pablo León, Comandante de la Zona 1, en la rueda de prensa efectuada en la Subzona Imbabura.

Aproximadamente ocho meses duró la investigación desarrollada por las unidades de inteligencia de la institución policial. En coordinación con las diferentes fiscalías de cada provincia, obtuvieron las órdenes de allanamiento emitidas por la autoridad competente para ocho inmuebles, ubicados uno en la provincia de Pichincha, cuatro en Imbabura y tres en El Oro.

De los nueve ciudadanos capturados, tres fueron localizados en el cantón Otavalo, uno en Quito, cuatro en El Oro y uno en la provincia de Guayas.
Los detenidos son: Lisseth Alexandra B., Carlos A., Blanca Elizabeth C., Gina Maritza C., Luis Humberto S., Danny Vicente A., Jorky Stalin A., Adrián Marcelo N. y Raúl Javier Á., presuntos integrantes de la organización delictiva, quienes fueron puestos a órdenes de la autoridad competente.