Operación ‘Victoria 1022’ dejó cinco sujetos detenidos

Tulcán.- Un decomiso valorado en 60 000 dólares, cinco detenidos, vehículos y celulares incautados, fue el resultado del ‘Operativo Victoria 1 022’, desarrollado por los miembros policiales de la Dirección Nacional de la Policía Judicial e Investigaciones (DNPJI) y su unidad especializada en Delitos Aduaneros y Tributarios (UDAT).

Los ciudadanos fueron perfilados como sospechosos del presunto delito de contrabando, según informaron tras su aprehensión.

Investigación
Las primeras indagaciones pusieron al descubierto que cinco ciudadanos se estarían dedicando a adquirir, de forma ilegal, cigarrillos en la frontera sur de Colombia, para ingresarlos al Ecuador, en donde el valor de su comercialización es mucho más alto y les genera importantes réditos económicos, perjudicando al Estado, ya que ingresan sin pagar los respectivos impuestos, por ello se activaron los miembros de la UDAT, en coordinación con el personal de la Unidad de Contingencia Fronteriza (UCOF).

Procedimiento
En el cantón fronterizo los ciudadanos fueron interceptados por los miembros policiales, mientras se movilizaban en dos vehículos, uno tipo taxi y otro color gris. Al frenarles la marcha fueron informados de que les realizarían un registro minucioso, y su actitud nerviosa delató que se encontraban cometiendo un presunto ilícito.

Al revisar en el interior del automotor, los efectivos del orden comprobaron que se encontraban cargados de cientos de paquetes de cigarrillos de diferentes marcas, que irían a ser comercializados en el interior de nuestro país. De inmediato comunicaron el hecho al fiscal de turno en el cantón, quien dio luz verde a su aprehensión.

Resultados
Los sospechosos, de nacionalidad ecuatoriana, responden a los nombres de: Richard Stalin R., Darío Javier P., Darwin Rodrigo P., William Alexis B. y Cristian Fabricio M.; los dos últimos registran antecedentes penales anteriores por el cometimiento del mismo delito.

En poder de los ciudadanos se encontraron un total de 160 000 cigarrillos, siete teléfonos celulares y los dos vehículos en los que circulaban. Desde la UDAT informaron que la mercadería incautada no contaba con ningún documento que respalde su legalidad.