Oficial condenado a 5 años de cárcel

El Tribunal de Garantías Penales de Los Ríos con sede en el cantón Babahoyo impuso 5 años de pena privativa de libertad al oficial de Policía Iván V. por el delito de concusión.    
La fiscal del caso, María Coloma, presentó en la audiencia de juzgamiento, que se realizó entre el 21 y 22 de octubre, los elementos de prueba contra el uniformado, quien se desempeñaba como Director de la Escuela de Formación de Policías Las Peñas, en Babahoyo.
Entre las pruebas que fueron sustentadas por la fiscal, constaron las versiones de 12 testigos y documentos que demostraron la exigencia de dinero por parte del oficial, en el grado de Teniente Coronel, para que la denunciante continúe proveyendo el servicio de alimentación y lavandería a los aspirantes en la Escuela de Formación.
Según la denunciante, quien compareció como testigo en la audiencia, en abril del año 2014 comenzó a laborar en la Escuela de Formación tras ganar un concurso y licitación con la empresa “Servicios Katherine”, para proveer la alimentación a los aspirantes a policías. La denunciante relató que desde el inicio, llegó a un acuerdo amistoso con el Director de la Escuela de Formación en agradecimiento por la colaboración brindada por la consecución del contrato. Voluntariamente, la mujer acordó que le entregaría 1.500 dólares mensuales, lo que pudo cumplir por cuatro meses, pero a partir de agosto de 2014, decidió no entregar esa cantidad, dado que la empresa “Servicios Katherine”, había ganado el contrato legalmente. A fines de julio, cuando la denunciante del hecho no le dio el dinero al oficial, éste la amenazó con despedirla, abusando de su condición de Director de la Escuela de Formación y le siguió solicitando la misma cantidad de dinero, y en algunas ocasiones mucho más, debido a que aparte de la alimentación, “Servicios Katherine” brinda el servicio de lavandería. Ante el reclamo de la denunciante, el oficial la amenazó con finiquitar el contrato de trabajo. En ocasiones, narró la denunciante, en las que no podía entregar el dinero, el acusado se ponía furioso. BM