Ocho equipos están en carrera para ganar la etapa

Guayaquil. La Fecha 15 lo complicó todo. Con un nivel sorpresivamente más ambicioso que en otras paradas ofrecidas por el campeonato, los resultados postulan a ocho equipos con posibilidades repartidas, pero reales, para ganar la Segunda Etapa y terminar la cursada con el objetivo anual cumplido.

El Nacional volvió a decepcionar. El equipo de Favaro supera su imagen deprimente jornada a jornada y la catástrofe se subraya. Universidad Católica, acostumbrada a no aflojar el acelerador, arrasó con el Bi-Tricampeón. John Cifuente, Jeison Chalá y César Batalla en contra pusieron los tantos para el 1 a 3 final en el Atahualpa. Manuel Balda convirtió el descuento para el desatinado equipo criollo.

En Los Samanes se vivió un auténtico festín de goles. Guayaquil City enfrentó a Barcelona y estuvo a punto de ser nuevamente su bestia negra. Naula, Hoyos y Domínguez colaboraron con la cuota ciudadana, pero Nahuelpán, Alemán, Dinenno y Ayoví pusieron la vara alta y la distancia para el 3 a 4 final a favor de los dirigidos por Almada que, a pesar de las dudas, pisa en polvorosa y se acerca al sueño de jugar la final anual.

Liga hizo muy bien sus deberes. En el Estadio Rodrigo Paz Delgado, y festejando el centenario de vida institucional, los albos tuvieron que sufrir en grande para doblegar al incómodo Deportivo Cuenca de Richard Páez. El solitario tanto de Jefferson Intriago a poco del desenlace del partido fue la única diferencia entre azucenas y morlacos para que los de Repetto no paren de soñar con esa onceava corona en el plano doméstico.

El suspenso estuvo presente en el Estadio Jocay. Choque de candidatos a pleno. Aucas hizo su mejor esfuerzo a pesar de las limitaciones ya conocidas, pero Delfín encontró la diferencia tan ansiada en una jugada de fábula del uruguayo Bruno Piñatares que, sacando un conejo de la galera, metió un remate de fina estampa para superar al portero Fernando Fernández en un ensayo de efectos especiales. Victoria enorme de los cetáceos que siguen firmes en pelea y comparten punta junto a Liga y Macará.

La pifia de la fecha fue de Macará de Ambato. Todos los errores que pudieron haber cometido los ambateños parecieron reservarlos para el match ante Emelec. Los azules encontraron grietas con facilidad. Aunque parezca imposible en tan poco tiempo, los 96 minutos que la pelota rodó en el Capwell vieron como el vigente campeón creó 46 oportunidades de gol, la mayor cosecha por lejos del año. Toda esa insistencia se vio reflejada en el resultado. 3 a 1 vencieron los dirigidos por Mariano Soso con dos definiciones lujosas de Brayan Angulo y una sutileza de debut rubricada por el novel Byron Palacios.

El cierre de la jornada contó con una actuación de fútbol caviar firmada por el joven Stiven Plaza. El wonderkid de Independiente del Valle marcó dos golazos a pura potencia y técnica para superar a Técnico Universitario. Victoria fundacional para Ismael Rescalvo y los suyos que, como invitado no programado, es el octavo club con chances serias y ciertas de pelear por la cima de la Segunda Etapa.

La punta del semestre la comparten tres clubes. Liga de Quito, Delfín de Manta y Macará de Ambato son los líderes con 25 unidades, apenas una por encima de Emelec y Barcelona, a dos de Aucas, a tres de Universidad Católica y a cinco de Independiente del Valle que tiene dos juegos aplazados para recortar distancias. Las grandes decepciones de este ciclo son Técnico Universitario, El Nacional y Guayaquil City. El peor de ellos, a pesar que no lo refleja la tabla, es el cuadro de los Puros Criollos que ha mostrado una colección muy nutrida de errores imperdonables.

En la jornada 16, y con todo al rojo vivo, los juegos serán los siguientes: Deportivo Cuenca vs. El Nacional, Universidad Católica vs. Delfín de Manta, Aucas vs. Emelec, Independiente del Valle vs. Liga de Quito, Macará vs. Barcelona y Guayaquil City vs. Técnico Universitario. Si la lógica se da, al menos tres clubes de los hoy ocho opcionados se bajarían de la pelea al finalizar el giro.

—————–