Ocho de los implicados recibieron la orden de prisión preventiva

Ibarra. Los dos ecuatorianos y seis colombianos Juan Sebastián B. (22 años), Eddier Enrique D. (22 años), Gloria Nelly D. (45 años), Eddier D. (46 años), Miguel Andrés T. (32 años), Juan Pablo E. (37 años), Jhonny Javier A. (27 años) y Marlon Bryan S. (25 años), recibieron la tarde de ayer el inicio de instrucción de fiscal y la orden de prisión preventiva por 30 días.

Los ciudadanos fueron detenidos como sospechosos de haber participado en un delito de estafa, en donde Andrés Oswaldo R., de 28 años de edad, afirmó que, por medio de engaños, se le llevaron un total de 23 000 dólares.

Audiencia. El fiscal Edwin Anrango presentó los indicios y pruebas encontradas para incriminar en el delito a los sospechosos, quienes fueron capturados en Ibarra y Tulcán.

Junto a ellos se aprehendió a Cristhian Nicolás G. y Fernando Darío C., quienes recibieron medidas sustitutivas a la prisión preventiva y Jonathan Sebastián T. y María Angélica C., conductor y acompañante del taxi en donde se detuvo a dos implicados, quienes no fueron incriminados en el hecho.

Los abogados de los sospechosos alegaron que no se encontraba en la diligencia judicial, presidida por el juez Freddy Sevillano, la presunta víctima y que tampoco existía una certificación bancaria ni ningún documento, en donde se pueda materializar el delito y la existencia del dinero, que supuestamente fue estafado por los implicados.

Detalles. Según el parte realizado, los miembros de la Policía Judicial de Imbabura involucraron en el hecho a Miguel Andrés T. y Juan Pablo E., luego de que sean reconocidos por la víctima como las personas a las que entregó el dinero y esperaba que le dieran a cambio 40 000 dólares.

Sin embargo los uniformados ingresaron y allanaron el sitio de hospedaje donde se cometió la presunta estafa y encontraron en dos habitaciones más indicios que involucrarían al resto de procesados en el hecho.

En una de las recámaras se encontró una mochila con paquetes de papeles, recortados en forma de billetes, que serían utilizados para estafar a personas bajo las modalidades de ‘cambiazo’ o ‘paquetazo’.

A pesar del arduo trabajo, que concluyó la madrugada de ayer, los miembros de la Policía Judicial no lograron recuperar el dinero del denunciante, quién viajó desde Quito para encontrarse con los presuntos estafadores.