Ocho cervícalos retornaron a su hábitat

Ibarra. En medio de la hermosa vegetación que rodea la laguna de Cuicocha fueron liberados ocho cervícalos americanos, más conocidos como quilicos.

Las aves rapaces fueron rescatadas en Ibarra y Otavalo con golpes y como pichones caídos de nidos y posteriormente fueron llevados al Parque Cóndor, conocido centro de refugio de aves, donde pasaron de seis a ochos meses para su recuperación y rehabilitación.

La liberación fue realizada por la Dirección Provincial del Ambiente de Imbabura, en conjunto con el Zoológico de Aves Rapaces Parque Cóndor y personal de la Unidad de Protección del Medio Ambiente, UP

Gestión. Julio Morán, coordinador Zonal 1 del Ministerio del Ambiente, señaló que los cernícalos americanos son aves rapaces que pasan su vida entre los bosques andinos y el páramo, especialmente en áreas despejadas hasta los 3 200 m.s.n.m.

Además informó que el tráfico de fauna o flora tiene un impacto grave en el ambiente.

“Esto está tipificado como un delito ante el Código Orgánico Ambiental y se puede sancionar con la privación de libertad de uno a tres años”, agregó.