Ocho años sin rastro de Álvaro

Quito. El 14 de marzo se realizó una marcha para recordar los ocho años de la desaparición de Álvaro Nazareno. Sucedió mientras el joven recibía atención en el Hospital Eugenio Espejo, según lo asegura su madre, Maribel Angulo.

Apoyo. La Asociación de Familiares y Amigos de Personas Desaparecidas en Ecuador (Asfadec) es el espacio a través del que Maribel, así como miles de familiares de desaparecidos, encuentran apoyo.

Esta organización, a través de su página de Facebook, comparte fotografías e historias de miles de desaparecidos en Ecuador.

El 13 de marzo de 2011, Álvaro llegó con su madre y su hermano en busca de atención en el Hospital Eugenio Espejo. Ese día no es atendido y regresa el 14 de marzo. Aquel día, según versión de su madre, le toman muestras de sangre para un examen.

Maribel recibe las muestras de su hijo y le piden que los entregue en el laboratorio.

Al momento del cambio de turno y después de entregar los exámenes, una licenciada en Enfermería le pregunta “¿Dónde está el paciente?”.

Pregunta que hasta el momento no es respondida. Desde aquel 14 de marzo Maribel no sabe de su hijo.

“Para mí fue el inicio de un camino que nunca imaginé recorrer, un camino que hasta ahora lo sigo con rabia y fuerza porque te voy a encontrar. No puede ser posible que dentro del hospital te hayan desaparecido, no puede ser posible que a los 8 años el mismo hospital no haya dicho nada y el Estado haya silenciado el caso y pretenda callarnos”, dice Maribel en una carta publicada en Asfadec.

A los siete años de la desaparición, el abogado de la familia, Mario Melo, dijo a El Telégrafo que le sorprende que el hospital diga que “lo dejaron de ver”. Detalló que ningún funcionario de ese centro de salud fue sancionado.

Mientras que Gladys Lascano, abogada del hospital, mencionó que no se sancionó a los responsables porque el médico de turno era estudiante de posgrado y no se halló responsabilidades.

Maribel Angulo, una madre que de manera incansable ha buscado a su hijo, pero las respuestas no llegan.
Maribel Angulo, una madre que de manera incansable ha buscado a su hijo, pero las respuestas no llegan.