El objetivo principal es erradicar el contrabando

IBARRA.- Para continuar luchando en contra de la ilegalidad, a la Zona 1 llegan un total de 105 servidores policiales pertenecientes a la Director Nacional de Control de Fronteras.

Los uniformados tienen una ardua tarea, sobre todo con el contrabando, que es el delito que mantiene en preocupación a las autoridades.

La mañana de ayer el personal fue presentado en el Comando de la Subzona Imbabura, en donde también, varios funcionarios fueron reconocidos públicamente por su desempeño durante los últimos meses.

Labor que desempeñan
Durante el acto informaron que la creación de la unidad se ejecutó el 27 de julio de 2016, con el nombre de Unidad de Contingencia Fronteriza (UCOF), con la misión de coordinar, articular y ejecutar operaciones policiales en zonas de fronteras, para controlar actividades ilícitas orientadas a proteger y precautelar los intereses económicos y la seguridad del Estado ecuatoriano.

Un total de 105 uniformados reforzarán la Zona 1, que serán distribuidos: 33 para Carchi, 29 para Imbabura, 19 para Sucumbíos y 24 para Esmeraldas.

Logística
Los uniformados cuentan con 13 camionetas, 13 jeep, dos grúas, tres motocicletas, equipos de seguridad, 44 cascos tácticos, 25 espejos cóncavos, 52 arnés, 23 radios de comunicación, dos detectores radiológicos, 20 fusiles, 300 conos y tres cámaras, con las que ejecutarán intensos operativos, en zonas estratégicas, donde se ha identificado el paso de mercadería de contrabando.

Declaración
Pablo León, Comandante de la Zona 1, mencionó que la Dirección de Control de Fronteras ha dado muestras fehacientes del profesionalismo con que trabaja.

“Estamos contentos, como parte de una sociedad que ha sido afectada por el contrabando, ya que esta unidad será un aliciente para las personas que producen en el territorio”, agregó.