Obispos en Ecuador piden la renuncia del Ministro de Salud

Los Obispos de 10 ciudades remitieron una carta pública al presidente Lenín Moreno en la cual solicitan la renuncia al ministro de Salud, Juan Carlos Zevallos, y que autorice el uso del dióxido de cloro para tratar el coronavirus.

Las autoridades religiosas corresponden a los cantones de Puyo, Loja, Ambato, Sucumbíos, Latacunga, Méndez, Aguarico, Napo, Galápagos y Santo Domingo de los Tsáchilas.  En el documento también piden a Moreno que solicite la renuncia a todos los funcionarios que han demostrado “ser corruptos e ineficaces”, y ponen al ministro de Salud dentro de estos.

Los religiosos indican que se sienten indignados por informaciones de hechos de corrupción en referencia a la aparente entrega irregular de carnés para personas con discapacidad o del presunto sobreprecio en la adquisición de insumos para casas de salud.

En un video que circula en redes sociales, monseñor Bertram Wick, obispo de la Diócesis de Santo Domingo de los Tsáchilas, manifiesta: “a los asambleístas, jueces, autoridades que tienen un carné de discapacidad, solo si alguien de verdad lo tiene, porque es discapacitado, (a) los demás les pido renuncien a sus cargos, el país no soporta más vergüenza y aunque alguien lo tenga y no lo ha haya usado, era con la finalidad de usarlo algún día. ¿Para qué lo necesitas? para evadir impuestos, y al señor ministro de salud también le pido que renuncie, haberse hecho (de) la vista gorda todo ese tiempo”.

En cuanto al uso de dióxido de cloro, los obispos afirman que es una medicina alternativa que en ensayos preliminares ha demostrado que cura el COVID-19. “En varias ocasiones se han dirigido comunicaciones al ministerio (de Salud) sobre este tema y sus respuestas han sido negativas”, indican en la carta, fechada el 8 de julio.

Este compuesto fue revisado incluso por la Comisión de DFiscalización de la Asamblea juinto con actores de lasociedad civil, especialistas médicos y autoridades del Arcsa.