Obama, ser mejores padres

alt

Washington. Dedicar tiempo a los hijos, darles un amor incondicional y formar parte de su vida son algunos de los consejos que el presidente Barack Obama ofrece a los progenitores con ocasión del Día del Padre en EE.UU..
 
 Ser padres. El mandatario estadounidense -cuyo propio padre abandonó el hogar familiar y regresó a su país de origen, Kenia, cuando él tenía dos años- siempre ha asegurado que su gran prioridad en la vida es ser un buen progenitor para sus hijas, Malia, de doce años, y Sasha, de diez.

Obama, que como presidente ha tratado de fomentar la responsabilidad paternal, recurre a su experiencia como niño sin la cercanía de un padre y sus esfuerzos por ser un buen progenitor para apuntar “unas cuantas cosas sobre lo que los hijos más necesitan de sus padres”.

“En primer lugar, necesitan que les dediquemos tiempo. Y más importante que la cantidad de horas que pasamos con ellos es la calidad de esas horas… los momentos más simples pueden tener el mayor impacto”, recuerda el gobernante.Los niños “también necesitan estructura, lo que incluye aprender los valores de autodisciplina y responsabilidad”, agrega.
Por encima de todo, recuerda, “los niños necesitan amor incondicional, cuando todo les sale bien y cuando cometen errores; cuando la vida nos sonríe y cuando las cosas se ponen difíciles”. Pero se trata ser padre de familia: esos momentos valiosos con nuestros hijos.