Nuevos conflictos

Los conflictos mas frecuentes en el Ecuador se han originado en las poblaciones indígenas, en el campo y entre los estudiantes, los choferes, los trabajadores y otros gremios en la ciudad, fue llamativo que el año pasado el conflicto se difundiera entre los policías.

Pero nunca por lo menos en lo que llevo de vida he registrado en mi memoria un conflicto entre religiosos como el que se esta dando en Sucumbíos entre los Carmelitas y los Heraldos.
La Iglesia Católica es reconocida en nuestro país como una de las instituciones llamadas a dirimir conflictos, o a mediar entre dos o mas poblaciones, gremios o partidos políticos que no pueden ponerse de acuerdo, o incluso ha intervenido en graves quebrantos de la institucionalidad democrática , y sus llamados a la paz siempre son bienvenidos, pues el compromiso espiritual y religioso de nuestro pueblo acoge con agrado la opinión de la Iglesia que se da desde los púlpitos hasta la prensa.
¿Que pasa entonces ahora, cuando dos congregaciones de la Iglesia se disputan su influencia sobre los fieles en Lago Agrio?. Notamos una especie de cómoda observación de los hechos sin tomar las medidas correctivas urgentes que deben adoptarse, esperamos que las autoridades religiosas estén ya movilizándose para sobre el terreno estudiar la mejor forma de atenuar un enfrentamiento hasta ahora inexplicable.
Recordemos, por otra parte, que los conflictos religiosos y étnicos han sido recientemente  origen de guerras cruentas como las que se dieron entre los países balcánicos. Que no suceda esto nunca en nuestro medio.
 

 Dr. Enrique Aguilar Zambrano

      neaguilarz@hotmail.com