¿El nuevo polígono cárnico operará en el año 2022?

IBARRA.- De acuerdo a lo que se pudo escuchar por parte de los técnicos que tienen relación directa con el tan ansiado polígono cárnico de la ciudad, se tiene una clara aspiración para pensar que en el año 2022 entraría a operar con una inversión presupuestaria que bordea el 1 millón 700 mil dólares.

Lastimosamente, los plazos se han cumplido desde las administraciones anteriores, pero esa obra tan necesaria para Ibarra sigue esperando que se ponga en funcionamiento.

En el mes de marzo de 2014, EL NORTE publicó: “El gerente de la Empresa Pública de Faenamiento, Hernán Valencia dijo que la obra al momento tiene ya un avance del 50% y que la misma se espera se termine en octubre de acuerdo a los plazos establecidos en el contrato. Manifestó además que existirán plantas de tratamiento de aguas, lo que no afectará en lo más mínimo los desechos que produzca el polígono cárnico. Habrá también plantas de desechos sólidos”… pero hasta ahora la población sigue esperando.

En la última sesión de Concejo municipal hubo explicaciones, aclaraciones, dudas y aseveraciones que generan ciertas esperanzas, pero en concreto, un nuevo plazo para la operación del polígono cárnico: el año 2022.

A través de Empresa Pública Municipal de Faenamiento y Productos Cárnicos de Ibarra (FIPROCAI) se han dado los pasos conducentes, pero hay también observaciones de los concejales.

Los técnicos municipales Óscar Flores, gerente del Camal y Galo Vélez. Director de Obras Públicas, también intervinieron ante el pedido de los ediles.

“El monto contractual es de 2 millones 850 mil dólares y actualmente se encuentra ejecutado 1 millón 993 mil dólares, lo que representa el 69,96%. Actualmente la obra se encuentra suspendida por el tema de equipamientos que se terminó por mutuo acuerdo y ahorita estamos en el proceso de reactivarnos”, precisó un nervioso director de OOPP, Galo Vélez, quien añadió que dentro de la valoración de los técnicos de la dirección hemos asumido que los valores adicionales, rubros nuevos y contratos complementarios, etc., suman un valor de 1 millón 649 352 dólares sin incluir IVA.

Indicó que han mantenido conversaciones con técnicos del Banco de Desarrollo con quienes tenemos un crédito “y como ustedes saben avanza el plazo al límite, estamos en periodo de prórroga y nos están exigiendo que concluyamos con este tema”.

Luego de escuchar la exposición, la concejala Lucía Posso, señaló que no puede dejar de expresar su molestia porque esta historia la vienen escuchando desde hace dos años y la historia del camal tiene unos 8,9 o 10 años. “Estoy muy molesta porque hay equipos nuevos que se están dañando por no ser usados o que ya han perdido una vigencia tecnológica y entonces ¿dónde queda la inversión de la ciudad y dónde están los resultados?, se preguntó.

Antes de que intervenga el gerente del Camal, Óscar Flores, hubo un intercambio de sonrisas y luego explicó: “estamos con un déficit presupuestario de USD 65 mil, los equipos del camal ya están deteriorados, el tiempo de trabajo es de 34 años, sin embargo la situación no es deplorable porque tenemos el apoyo de la empresa privada”.

Trascendió que el viernes la alcaldesa Andrea Scacco le solicitó la renuncia.