Nuevo mercado y transparencia

Un grupo de concejales en Otavalo, con legítimo derecho, dieron a conocer detalles de lo que ellos consideran una falta de rigor -técnico, financiero y social- respecto del nuevo mercado para la ciudad, mismo que bordearía entre los USD 17 millones y los USD 21 millones. Se habló de un sobre endeudamiento y se dijo que ello conllevaría a la paralización de obras prioritarias en las parroquias y sectores rurales del cantón.

Se observó el préstamo que se concretaría con el Banco del Estado por 9 millones de dólares. Incluso se anunció que de darse aquello se pone a todos los otavaleños en la posición de deudores por espacio de diez años. Un asunto espinoso que no está aclarado por nadie en concreto es la ubicación de los comerciantes. El proyecto habla de más de 800 puestos previstos para los “comerciantes catastrados”, pero si hablamos de que Otavalo cuenta con más de 1500 comerciantes y en días festivos o fines de semana suman los 2000 aproximadamente, la pregunta es: ¿dónde van a ser ubicados los comerciantes no catastrados? Es necesario un tratamiento transparente sobre este delicado tema.