Nuevo año trae esperanza a todo el sector turístico en la provincia

Ibarra. Con la llegada de un nuevo año también llegan las esperanzas de que el sector turístico pueda tener ingresos importantes y tras las pérdidas del paro nacional, este es uno de los objetivos más importantes a nivel de Imbabura.

Renovación. Carlos Orozco, Coordinador Zonal 1 del Ministerio de Turismo, comentó que la reactivación y renovación de los destinos turísticos es uno de los objetivos principales. “Es una condición que nos está exigiendo el mercado para empezar a mostrar una oferta más renovada que permita atraer una mayor cantidad de visitantes”, enfatizó.

Añadió que la Ley de Feriados ayuda a planificar las actividades turísticas y eso es positivo. “Sin embargo, creo que es importante empezar a trabajar en una planificación mucho más a largo plazo respecto al destino Imbabura aprovechando la declaratoria de Geoparque”, dijo.

Esperanza. Ramiro Calderón, gerente del hotel Montecarlo, dijo que los dos feriados más importantes son carnaval y difuntos.

“Siempre estamos preparados para que cada año venidero sea mejor. Que mejore la economía de todos pues si mejora para unos, mejora para todos porque el dinero da la vuelta”, opina.

Último feriado de 2019. Con respecto al último feriado de 2019 comentó que no estaban esperando a muchos visitantes ya que esas fechas suelen estar vacíos. “Esto porque se trata de una fiesta familiar y las personas que llegan se quedan en casa de sus familiares, sin embargo, el 31 de diciembre tuvimos un lleno inusual”, comentó.

Según su opinión se debe a que muchos viajeros que estuvieron en Ipiales no lograron regresar a sus ciudades y debieron quedarse.

Por su parte, Orozco comentó que según los datos preliminares se estima el 40% de capacidad hotelera durante el último feriado largo con un promedio de pernoctación de una noche.

En la gráfica, el personal del hotel Montecarlo alista una de las habitaciones para recibir a huéspedes.