Nueva transición para Chile

marcelo almeida pastorEn la memoria colectiva hay acontecimientos históricos que rasgan la sensibilidad humana y social porque son producto de traiciones y ambiciones desmedidas; el hecho concreto al que me refiero frustró el camino de significativas transformaciones estructurales en el marco de la democracia participativa.

El 11 de septiembre de 1973, un golpe de Estado arrebató a los chilenos un gobierno popular en ejercicio; un gobierno que se construyó en medio de la organización política y social de trabajadores, campesinos, intelectuales y pueblos originarios. Su utopía buscó abrirse paso en la intención de encontrar una opción alternativa de desarrollo económico, que no fuera la clásica expresión dependiente de las leyes del mercado.

El golpe militar sangriento, represivo y descarado contó tanto con la complicidad de actores de dentro, cuanto de fuera del país; se sumó el silencio de organismos regionales y mundiales que no reaccionaron como se debe frente a los voraces apetitos de quienes se creen árbitros en la geopolítica internacional.
El asalto al Palacio de La Moneda y la colocación de la férula dictatorial se hizo con violencia; aciagos días vivieron muchas familias, quedó herida la Patria, se persiguió con saña para acallar la protesta. El retorno a la democracia representativa tuvo que procesar una amplia unidad de concertación.
El marco legal inicial de ese acuerdo nacional parece que ya no es suficiente para la época actual. Miles de voces se están alzando para clamar por la convocatoria de un proceso Constituyente. El fracaso político del último gobierno derechista presidido por Piñera y los vientos que recorren el continente hacen necesario que se piense un nuevo pacto social, económico y político.
El reemplazo de gobierno resultará insuficiente para las ansiadas necesidades de cambios estructurales que la sociedad urbana y rural necesita. Mayor equidad, mejores oportunidades de salud, educación y producción, otra redistribución de riqueza e institucionalidad democrática.

 

Marcelo Almeida Pástor
malmeida@utn.edu.ec