Nueva aspiración de los jóvenes

Tener un taxi o conducirlo parece ser la máxima aspiración de muchos jóvenes en la actualidad, al punto que muchos de ellos dejan sus carreras universitarias (piensan que igual no van a tener trabajo al graduarse) para conseguir un auto e incorporarse a los formales o a los informales. Si reflexionamos un poco tienen razón en incorporarse a uno de los gremios que más garantías tienen en el Ecuador: Desde importar un carro sin impuestos, no pagar IVA ni Impuesto a la renta, presionar a todos los gobiernos con sus organizaciones y ahora, subsidios en las gasolinas.

Hay desventajas en dicha labor, pueden ser motivo de asaltos y otras violencias durante su trabajo, pero también se ha identificado entre éllos, actores de delitos como los asaltos express.

Por qué el gobierno “De transición” recurre a dictar medidas como el aumento de los precios de las gasolinas y el diésel que supuestamente ahorrarían 400 millones de dólares al año al Estado y a la vez establece los subsidios: sólo el de los taxis, camionetas y vehículos escolares puede representar 90 millones menos a ese ahorro. Es decir afectar a todos, favorecer a unos pocos y ni siquiera conseguir los objetivos de ahorro que se ha propuesto, pues ya vendrán otras protestas de los afectados y tendrán que establecerse nuevos subsidios. De nuestra reflexión inicial: jóvenes piensen bien si lo que aspiran ahora no será lo que los llevará a la desocupación en el futuro si todos quieren dedicarse a la misma tarea.