Nuestro voto

german muenalaEste día ejercemos derecho con nuestro voto como parte del sistema democrático instaurado en el país, la participación directa del ciudadano frente a las urnas es una garantía, no la única, para el fortalecimiento y continuidad de la democracia.


El Consejo Nacional Electoral, garantiza la información necesaria y los detalles para que los ciudadanos conozcamos el proceso electoral, porque siempre se han reportado falencias sobre todo en el índice de votos no válidos, como nulos, blancos y de ausentismo que en nuestro medio sobrepasa el 30% de los empadronados.
El indicador es muy alto y ha sido observado por varias instancias entre ellas los veedores internacionales quienes también hacen sus recomendaciones.
En anteriores procesos electorales, la Fundación Q´elka realizó un seguimiento al proceso electoral en el país y terminó con un estudio que nos lleva a entender sobre la fragilidad del voto indígena que lleva los mayores índices de votación no válida, entre ausentismo, nulos y blancos y concluye que el grado de analfabetismo y analfabetismo funcional, el no uso del idioma materno para la promoción, información y capacitación del proceso electoral, incide en estos resultados, repercutiendo en el ejercicio del derecho al voto de la población indígena, como una garantía de la democracia.
Entiendo que el CNE y los candidatos se esmeraron para llegar con sus mensajes a este segmento poblacional, caso contrario el Estado en los próximos procesos electorales tendrá que ver muy seriamente el tema que garantice mayor participación, tomando en cuenta que no es simplemente cumplir con la obligatoriedad del voto, sino también saber el cómo y tener conciencia del por quién votar, solo así la democracia habrá dado pasos firmes.
Nuestro voto debe ser con mucha conciencia ciudadana.

Germán Muenala Vega
muenalagerman@gmail.com