Novena a Santo Domingo

mauro aguirreEn el barrio de Santo Domingo de San Antonio, se inició el amplio programa religioso, cultural y deportivo convocando a un gran público.  Así el tradicional torneo de cintas a caballo, es un evento de destreza del jinete con su animal en este emotivo concurso donde puede ganar los respectivos premios.  También se ha realizado competencias de carrera de motos, reuniendo a muchísimos jóvenes aficionados de la provincia que participan por ganar los primeros lugares.


El eje central de esta patronal fiesta, está en las misas de la novena con predicación y rezo del Santo rosario, en el horario de las 7 de la noche.  Muchas familias y priostes llevan la imagen a los hogares para las reuniones de reflexión y oración.  El párroco de Jesús de la Divina Misericordia, con la predicación y explicación de la reciente Carta Encíclica “luz de la fe” entregada por el Papa Francisco a todos los miembros de la Iglesia; gracias a esta luz divina se puede iluminar el camino del hombre en su historia, donde Dios le invita a su reino eterno de salvación.  La fe nace del encuentro con el Dios vivo, que nos llama y nos revela su amor.  La fe, que recibimos en el bautismo, se presenta como luz en el sendero, que orienta nuestro camino en el tiempo. Recitando los gozos a Santo Domingo decimos: Padre de luces fecundo, ahuyentaste los errores dando en tus predicadores sabiduría para que alumbren al mundo.  Glorioso Padre Santo Domingo, elegido de Dios para sus grandes designios en el mundo predilecto de la Reina de los cielos, cuyas glorias y amor publicasteis y difundisteis, obtenednos nuevamente el triunfo de la verdad sobre el error. Como dice el Documento de Aparecida: iluminados por Cristo, el sufrimiento, la injusticia y la cruz nos interpelan a vivir como Iglesia samaritana, recordando que la evangelización ha ido unida siempre a la promoción humana y a la auténtica liberación cristiana.  En este año de la fe, se viene motivando a la feligresía a vivir la activa participación, comunión y encuentro con Jesucristo vivo.  Valorando la religiosidad popular como un precioso tesoro mantengamos nuestra cultura cristiana en sus tradicionales fiestas religiosas.

 

Padre Mauro Aguirre
ESPECIAL PARA “EL NORTE”