Nos meterán la mano al bolsillo

El martes pasado, el presidente Lenín Moreno nos recordó que el gobierno anterior “se comió las reservas monetarias, reservas que serían vitales para salvar la situación de los ecuatorianos”.

Lo que olvidó recordarnos, es que él mismo formó parte del corrupto gobierno anterior al que hoy critica. Luego de anunciar que para sobrellevar la crisis económica eliminará ciertos organismos burocráticos inútiles, habló de que “los servidores públicos vamos a aportar, de manera temporal, un pequeño porcentaje de nuestro salario”.

Resulta que ese porcentaje no será del todo pequeño: quienes ganan desde 801 hasta 1 500 dólares aportarán el 4 %, y quienes ganan de 1 501 dólares en adelante, aportarán el 8 %.

Con esta medida “temporal”, que al parecer duraría un año, el gobierno aspira recaudar 226 millones de dólares, el 10 % del total que aspira obtener con las medidas adoptadas.

Pero, al parecer, el Presidente Moreno y sus asesores olvidaron lo que dice el artículo 328 de la Constitución: “El pago de remuneraciones no podrá ser disminuido ni descontado, salvo la autorización expresa de la persona trabajadora”.

Ningún servidor público desea que le quiten parte de su sueldo, más aún, sabiendo que hay grandes grupos de poder que evaden el pago de miles de millones de dólares de impuestos, con la complicidad de los gobiernos de turno.

¡Ya basta de meter las manos en los bolsillos de los trabajadores!