No todos salieron de la provincia en el feriado

Ibarra. Belén Gudiño llegó de Quito la mañana de ayer hasta la terminal terrestre de Ibarra. La joven de 22 años mencionó que esperaba ver extensas filas para adquirir los boletos, sin embargo no tuvo que esperar más de cinco minutos. Ella viaja cada feriado hasta su propiedad, ubicada en la parroquia Jijón y Caamaño, en Mira.

“Siempre tengo que esperar mucho y a veces nisiquiera alcanzo a comprar un boleto, pero ahora parece que no existen muchos viajantes”, comentó la universitaria.

Hasta el mediodía de ayer la afluencia de pasajeros en la terminal de Ibarra era normal, las filas avanzaban de forma ágil y los buses de transporte público salían del sitio sin ninguna complicación.

Declaración. Miryam Mieles, administradora de la terminal terrestre de Ibarra, informó que ayer la actividad en el lugar se desarrolló de forma normal, y que esperaban que la gente viaje a diferentes destinos, especialmente en horas de la tarde.

“La mayoría de personas viajaron el jueves en la tarde, además han llegado a visitar los más de 70 locales con los que cuenta la terminal. El miércoles no hubo mucha afluencia de personas, ya que al siguiente día fue laborable, sin embargo para el jueves recibimos aproximadamente 25 000 usuarios y hubo incremento de buses, además se emitieron frecuencias extras”, comentó la administradora de la terminal.

Mieles también manifestó que su primordial preocupación es la seguridad, sin embargo la gente ingresa sabiendo que es un sitio seguro, a donde pueden acudir y viajar sin tener ninguna complicación y además hacen uso del centro comercial y el patio de comidas. “Siempre en los feriados nos visita la Policía Nacional y los agentes civiles de tránsito, controlando la situación vehicular y documentos para no tener inconvenientes. Es importante que la ciudadanía conozca que el incremento de personas es más fuerte para el retorno, y pedimos que traten de viajar lo más temprano posible para evitarnos estas filas inmensas”, aseguró Mieles.

Controles. La Agencia Nacional de Tránsito (ANT) activó nueve brigadas de control en las terminales terrestres de toda la provincia, en donde vigilarán la movilidad, tarifas establecidas, kits de seguridad y títulos habilitantes, según indicó Alexander Terán, director provincial de la ANT en la rueda de prensa en donde anunciaron el plan de contingencia establecido para este feriado.

Por su parte, Cristian Guevara, representante de la Empresa Pública de Movilidad del Norte, Movidelnor, dijo que como institución están desplegando un total de 215 agentes civiles de tránsito, nueve vehículos y 38 motocicletas en la parte urbana y en la vía E-35. “Nuestra misión es garantizar la seguridad vial y la movilidad. Se ha dispuesto operativos conjuntos en las terminales terrestres”, agregó Guevara.