Ibarra. “Mi hija se quedó en la puerta de la casa, yo salí a botar la basura y la niña me ha seguido. El carro venía a tanta velocidad que a mi niña le arrojó a 10 metros, cuando volteé la mirada, ya vi como la niña dio vueltas y corrí, ella cayó y murió, el golpe fue demasiado fuerte”, fue el testimonio de Cristina M., madre de la menor que falleció al mediodía del lunes.La niña fue atropellada por un vehículo en las calles Bartolomé García y José Miguel Leoro.

La mujer le dio el último adiós a Zoe, de tres años, la tarde del miércoles.

El dolor invade su rostro cuando habla y asegura que lo único que pide es que el caso sea investigado.

“Pido que se haga justicia y se tomen las medidas necesarias, que los derechos de ella (la conductora) y los míos sean igualitarios. Nos piden que nos condolamos de su estado, pero nadie piensa en mi dolor, el momento pasa, pero mi hija no va a regresar y yo también estoy embarazada”, dijo.

Indignación. La tía de la menor, Mayra M., relató que su accionar indebido luego de la audiencia, fue porque el resultado de la diligencia les dolió mucho.

“El fiscal dijo que la conductora del vehículo no tenía la culpa, que la culpable era la niña, ya que no tenía conciencia y no era responsable de sus actos, que no estaba al cuidado de un adulto y por eso ella se quedaba libre y que se iba a iniciar una investigación previa, yo no sé de leyes pero creo que este proceso es un delito flagrante, en donde incluso hay una fallecida, y se debió iniciar una instrucción fiscal”, dijo la mujer.

Proceso. Mayra también recalcó que su familia no está pidiendo que la conductora sea detenida, porque son humanos y entienden su estado de gravidez, pero esperaban que también entiendan el estado de su cuñada, que tiene seis meses de embarazo y que perdió a su hija.

“Nos causó mucho dolor y asombro que fue una audiencia muy por encima y a la ligera. Se demoraron 10 minutos, se acomodaron la chaqueta y se fueron como que nada hubiera pasado”, aseguró Mayra.

Finalmente aclaró que no están buscando una ayuda económica, pero apelan al lado humano de la mujer.

“Si no podía estar presente en la audiencia, por lo menos podía enviar a algún familiar, para darle el pésame a la madre de la niña, para que se limen asperezas y demuestren que no se están lavando las manos y que se hacen presentes en nuestro dolor”, concluyó la tía de la menor fallecida.