No pudieron justificar bienes

Servidores policiales de la Subzona de Imbabura encontraron y recuperaron objetos de dudosa procedencia durante el allanamiento a un domicilio ubicado en el sector Lomas de Azaya en Ibarra.  
La orden judicial que fue cumplida a las 17:00 del pasado lunes fue emitida por el juez, también intervino el agente fiscal de turno. Los uniformados del Grupo de Operaciones Especiales (GOE) y Criminalística, ingresaron al inmueble ubicado en la calle Guayaquil y Pasaje JM del barrio Azaya, en donde la propietaria no pudo justificar la legal procedencia de los objetos encontrados.
Entre los objetos que estaban en el domicilio constan 2 CPU, 3 monitores, 25 teléfonos celulares de diferentes marcas, 1 reproductor MP3, 1 base lector para CD, 2 tablets, 1 gas pimienta, 1 parlamente amplificado, 1 computadora portátil, 1 computador de escritorio.
Cabe indicar que dos de los teléfonos celulares se encuentran reportados como robados, mientras una tablet fue reconocida por su propietario.
 
RETIENEN AUTO  
La policía informó que el vehículo de placas LBB-2370 fue retenido para investigaciones toda vez que los números seriales del motor y chasis tenían alteraciones. El automóvil fue encontrado por los servidores policiales que realizaban el patrullaje de rutina en la calle Simón Bolívar y Juan José Flores de Ibarra.
El vehículo marca Chevrolet color plateado, estaba estacionado sobre la calzada, en donde los uniformados verificaron la placa a través del sistema informático. Los datos registrados en la central coincidieron con los de otro vehículo matriculado en Macará provincia de Loja, cuyo propietario al ser localizado telefónicamente aseguró tener su automóvil dentro del garaje de su casa. Con la información obtenida los uniformados localizaron al propietario del automóvil estacionado en una de las calles de Ibarra, quien presentó la matricula de su vehículo y permitió la revisión de los números seriales del motor y chasis los mismos que presentaban alteraciones al igual que el documento.
El propietario aseguró haber comprado el auto en un patio de compra-venta ubicado en Antonio Ante.