No más muertes de inocentes

La localización de los cuerpos de las tres personas que conformaban el equipo periodístico de diario El Comercio, con seguridad permitirá tener calma en sus familias, aunque el recuerdo será imborrable de lo que les sucedió y de la forma vil en que terminaron a manos de criminales que no tuvieron compasión con tres vidas inocentes que lo único que pretendían es cumplir su trabajo para informar sobre los acontecimientos que se suscitaron en la frontera norte.

El gobierno actual está decidido a no permitir que un acontecimiento triste como el que dejó marcado a los ecuatorianos se vuelva a repetir y claro, le tomamos la palabra, porque de su determinante acción depende que el turismo retorne a la zona norte del país, que haya seguridad, paz y que se consolide la normalidad en el día a día de quienes no estamos acostumbrados a vivir en medio de la zozobra, el miedo y peor aún la muerte. ¡Que viva la paz, que termine la violencia!