“No hay retroceso y el socialismo sigue”

altIbarra. El embajador de Cuba en Ecuador, Jorge Rodríguez,  se encuentra de visita por algunas provincias del país, Imbabura no fue la excepción, luego de realizar una breve visita en Antonio Ante, el embajador ayer arribó a Ibarra, para disertar sobre las reformas políticas y económicas que se desarrollan en Cuba. El acto empezó con casi una hora de retraso. En el evento estuvieron presentes algunos estudiantes y más invitados.

Habló de la revolución y citó algunas palabras de su líder Fidel Castro.
Hace 10 años el compañero Fidel Castro, dijo: “sin el socialismo no podríamos reducir a cero el nivel de analfabetismo, sin el socialismo Cuba no tendría  700 mil graduados universitarios     (hoy hay más de 840 mil graduados), sin el socialismo no tendríamos más de 72 mil médicos, sin el socialismo no hubiéramos logrado el nivel de cultura socialista que tenemos” destacó en su intervención.

Aseguró que la revolución cubana se mantine.  Este es el momento de ratificar el rumbo socialista de nuestro movimiento revolucionario, se han dicho muchas cosas en la prensa desinformando que hay reformas y cambios en Cuba.  No hay retroceso al pasado, no hay rendición y los cubanos seguiremos luchando por un proyecto de socialismo para nuestra patria .
Dijo que el socialismo no tiene una “receta” definida.
Para este proyecto no hay “receta” ni modelo, lo que se pensó que era socialismo en la Unión Soviética, fracasó, nosotros hacemos camino al andar.
En este proceso hemos cometido errores, pero también hemos tenido importantes aciertos, hay que recordar cuál es el concepto de revolución que tenemos en Cuba. Cómo dijo Fidel alguna vez, revolución es sentido del momento histórico, es cambiar todo lo que debe ser cambiado, es igualdad y libertad plena.

Recordó algunos antecedentes de la revolución.
En Cuba tomamos una serie de medidas y adoptamos una serie de políticas, en otra coyuntura y en otro momento. El cambio radical que se produjo a finales de la década de los 80 y principio de los 90, desintegró la Unión Soviética y nos obligó en aquel momento a tomar una serie de medidas apuntadas para ese momento.
Entramos en lo que llamamos el “período especial” y tuvimos que tomar una serie de medias con el objetivo de sobrevivir y lo logramos, finalizó.