No hay derecho

Todos los días, absolutamente todos,  los ecuatorianos expresan su profunda preocupación por lo que acontece en el ámbito económico… inflación galopante en una economía dolarizada, desvalorización de los poquísimos recursos con que cuenta la gran mayoría de familias pobres, mientras el estado exige al pueblo mediante una exagerada y desmedida lluvia de reformas, nuevos impuestos, muchos de ellos disfrazados en el ánimo de incrementar los ingresos fiscales a como dé lugar.

Imposible sobrevivir cuando el gobierno sustenta su ¨proyecto político¨ en base los recursos que nacen de una población carente de apoyo, realidad que se palpa diariamente y que empobrece, arruina, asola  y hunde a millones de compatriotas que intentan subsistir. El sub empleo se acrecienta cada vez más y la especulación se agiganta. La propuesta actual del régimen incorpora reformas al parecer ecológicas pero no lo son… se buscan tributos a toda costa sin intenciones claras. Los cambios teóricos  propuestos alertan a la población y como de costumbre, sobreviene un impacto terrorífico en los precios de productos de consumo masivo… es lo que sucede siempre, más aún, cuando el escenario es de incertidumbre como acontece en la actualidad. Cada día encarece el costo de vida, se contrae la economía y se anima desde la administración del Estado una ola especulativa sin precedentes. Así las cosas, el anuncio de reformas queda desvirtuado cuando antecede el pretexto que habla de frenar la contaminación… no existe lógica en la propuesta… la clase media quedaría una vez más demolida. Hasta cuándo va a tolerar la gente que el cambio anunciado nazca de sus propios recursos..? Sin embargo, con un costo monetario altísimo para cada ciudadano, la propaganda resuena diariamente asegurando que el ¨esfuerzo gubernamental¨ es producto de la efectividad de la administración… flagrante engaño.

 Ramiro Bucheli Proaño
rbucheli1@hotmail.com